2015-04-09 20:04 Real Madrid Por: Administrador

El Real Madrid cambia de estrategia y recurre por Cristiano



Sergio Marco

Cristiano Ronado se fue a dormir anoche convencido de que este domingo descansaría ante el Eibar después de ver en Vallecas la quinta tarjeta que le significa un partido de sanción. La tarjeta fue absolutamente injusta y desproporcionada dado que el jugador portugués fue objeto de un clarísimo penalti al ser derribado por un defensa del Rayo Vallecano dentro del área de forma clara. Melero López no sólo no señaló penalti sino que castigó al portugués con tarjeta.



Sobre el césped Cristiano Ronaldo protestó airadamente la decisión y hasta Ancelotti perdió su habitual compostura ante una injusticia colosal. Sin embargo, con la cabeza fría, al término del partido Ancelotti y la estrella madridista acordaron que lo mejor era no presentar alegaciones ante el Comité de Competición para cumplir la sanción ante el Eibar y quedar así limpio de tarjetas para los siete últimos compromisos ligueros pendientes.

Pero las circunstancias han cambiado. Gareth Bale, que forzó la máquina para jugar en Vallecas, acabó el partido con molestias que, después de ser examinado por los médicos, podrían desembocar en su baja para el próximo partido. Ancelotti ha considerado que sin Bale, ni James ni Kroos, que también cumplirán descanso al haber visto en Vallecas su quinta tarjeta, el Madrid podría ofrecer demasiadas facilidades al Eibar. El técnico italiano considera que en este sprint final liguero no existen rivales pequeños y no quiere sorpresas en la próxima jornada, de ahí que haya dado luz verde al club para que recurra por la tarjeta a Cristiano y luche por su alineación en el próximo partido. Ahora quedan otros tres jugadores al borde del precipio sabedores de que una tarjeta amarilla puede acarrearles un partido de sanción. Se trata de Sergio Ramos, Carvajal y Modric.


Deja tu Comentario