2012-11-27 16:11 FC Barcelona Por: Administrador

El Real Madrid de los récords fue otro fraude



El Economista responde a las quejas de Mourinho por el arbitraje del Benito Villamarían recordándole lo mucho que le debe a los árbitros en la consecución del título de Liga de la temporada pasada. El repaso abarca solamente la primera vuelta. En ella el Madrid cimentó su superioridad para poder vivir de rentas en el tramo final gracias a ayudas que fueron muy descaradas. Aunque de eso Mourinho ni se acuerda ni se acordará jamás.

Jornada 3. Real Madrid - Getafe (dos puntos)
El  Madrid ganó por 4-2, pero con el 2-2 Clos Gómez se encargó de "enderezar" el partido entrando dentro del área una falta de Cata Díaz a Cristiano Ronaldo que se produjo fuera y de manera holgada, tal y como demostraron las imágenes de TV. Eso fue el 3-2 y el 4-2 llegó en el minuto 87.



Jornada 13. Valencia - Real Madrid (dos puntos)
Higuaín toca el balón con la mano en una acción similar a la de Puyol en el campo del Levante. Naturalmente, el árbitro no vio nada.

Jornada 19. Mallorca - Real Madrid (tres puntos)
El Real Madrid ganó por 1-2. Al Mallorca se le anuló un gol legal a Víctor por un fuera de juego que sólo vio el árbitro. El árbitro trambién se tragó unas manos claras de Sergio Ramos dentro del área. El 1-2 debió haber sido 3-2 favorable al Mallorca.

Es decir, el Real Madrid de los récords debió haber acabado la primera vuelta con siete puntos menos. Luego, en la segunda vuelta, el Madrid recibió los favores arbitrales beneficiándose de una mano dentro del área de Pepe en el Getafe-Madrid, que el árbitro se negó a ver. Otra mano clarísima de Ramos dentro del área en el campo del Betis. Y aquí no nos detenemos en el escandaloso reparto de penaltis que se produjo a lo largo de toda la temporada, así como los numerosos partidos que el Madrid acabó jugando contra diez hombres.



De todo eso no habla Mourinho. No le da tiempo. Está entretenido peleándose con el mundo y no ve lo que todo el mundo aprecia con claridad, que el Real Madrid recibe de manera continuada favores arbitrales. Por eso sorprende tanto llanto cuando por una vez se siente perjudicado. Es escandaloso que un jugador del Betis toque el balón con el brazo dentro del área y no se pite penalti. Tan escandaloso cuando la misma jugada la protagonizan Sergio Ramos, Pepe o Higuaín.


Deja tu Comentario