2013-11-23 21:11 Real Madrid Por: Administrador

El Real Madrid golea tras el cortocircuito (0-5)



Felipe Semprún

El Real Madrid se impuso con una manita al Almería en un encuentro irregular del equipo blanco que mostró su mejor y su peor versión. La lesión de Cristiano Ronaldo en el minuto 60 despertó al equipo que sufrió un apagón de juego de más de media hora y acabó demostrando la gran pegada del equipo.



El partido transcurrió en tres actos muy diferentes: El Madrid comenzó como una moto de la mano del comandante Cristiano y en el minuto 3 ya contaba con tres chutes a puerta del portugués de los cuales el tercero había significado el 0-1. Ronaldo aprovechó un centro medido al área de Isco y se adelantó a la defensa andaluza para firmar su gol número 17 en Liga en lo que va de temporada. Tras eso el Madrid siguió aplastando al Almería contra su área durante 10 minutos más donde los almerienses solo eran capaces de quitarse la presión blanca a pelotazos hacia arriba. La delantera madridista intimidaba y la media robaba una y otra vez para asestar golpe tras golpe.

Sin embargo, se le apagó la luz al Real Madrid. El Almería bajó las revoluciones del partido pasando la pelota una y otra vez entre sus centrales y el portero Esteban que seguía buscando los balones arriba para que poco a poco bajara la intensidad ofensiva blanca y el Madrid comenzó a perder el medio del campo. Entonces aparecieron Suso y Rodri y las alarmas saltaron, el Almería tuvo hasta 4 ocasiones para empatar antes de la media parte ante un Madrid inoperante.

El descanso calmó el ataque andaluz pero el Madrid no acababa de volver al partido pese a tener alguna ocasión aislada de calidad, varios manos de Esteban salvaron al Almería y el Madrid comenzaba a desesperarse y entonces se llegó al tercer acto de la manera más brusca. Pasaba el minuto 52 y Cristiano tras una carrera por la línea de banda acababa la jugada saliéndose del terreno de juego y pidiendo las asistencias médicas, el cambio fue inmediato, Ronaldo estaba lesionado.



El Madrid lejos de asustarse cambió su estrella y se echó a por el partido, volvió la fluidez de la mano de Isco que se erigió como el líder del equipo y al Almería se le acabaron las pilas. Benzema desde la frontal mandaba con pierna izquierda el balón a la escuadra firmando el 0-2 y media victoria para los blancos. Isco desde el mismo sitio marcaría 15 minutos después pero antes Gareth Bale había anotado el 0-3 aprovechando un error de la zaga almeriense que le ofrecía con bandeja el gol. 

El partido estaba sentenciado y los jóvenes del Madrid disfrutando, Jesé participó en todas las jugadas de ataque, Casemiro pidió sitio con un poste desde fuera del área y Morata firmó un golazo finiquitando un 1x1 elevándola por encima de Esteban para cerrar un partido en que el Madrid demostró la mucha pegada que posee.


Deja tu Comentario