2016-02-05 15:02 Real Madrid Por: Administrador

El Real Madrid no se personará en el juicio de Neymar



Los medios afines a Florentino Pérez lanzan la piedra mientras el presidente esconde la mano. Tienen el encargo de meterle el miedo en el cuerpo al FC Barcelona y de intoxicar a la opinión pública generando más sombras de las que ya existen sobre las irregularidades cometidas en la operación que llevó a Neymar del Santos al Barça. Por eso afirman que el Real Madrid se personará en el juicio a Neymar. Josep Pedrerol, sin ir más, lejos, el recitador más fiable de Florentino Pérez, ha propagado en sus programas que "el Real Madrid se plantea personarse en el proceso y enseñar sus cartas". No es preciso indicar el origen de la fuente de esa información, que no es más que un malintencionado aviso sobre algo que no va a ocurrir. "El Madrid dice basta a las insinuaciones. Están indignados  y hartos de que se les señale", dijo Pedrerol refiriéndose al padre de Neymar.

La amenaza del Real Madrid

La amenaza que, según el periodista mejor informado sobre lo que ocurre en el despacho del presidente del Real Madrid, estudia utilizar el Real Madrid es presentar la oferta que en su día hizo el club blanco a Neymar, algo que ya obra en poder del juez ya que en su día fue requerido a tal efecto, así como el Chelsea y el Bayern, que también se interesaron por el jugador. Se trata de una rabieta por el caso Slaughter en el que han pillado al Real Madrid haciendo trampas y utilizando el pasaporte falso de su jugador para competir en condiciones ventajosas sobre los demás. Ahora el Madrid dice que no sabía nada del asunto, como si se enterara ahora de que el número de pasaporte de su jugador coincidía exactamente con el de otro baloncestita del Fuenlabrada, Andy Panko. El Barça, haciendo valer sus derechos, se ha personado en la acusación como parte perjudicada, ya que el Real Madrid alineó a ese jugador de forma indebida para aprovecharse de él y ganar la Liga y la Copa. Dos alineaciones indebidas con apenas unos meses de diferencia. Demasiada vergüenza para asimilarla junta, de ahí que en este momento lo más conveniente sea dirigir los misiles hacia Neymar para que los soldados mediáticos útiles bombardeen a discrección contra el Barça. Y así el personal está distraido. La vergüenza final es que el precio de Neymar que Florentino Pérez explicó a Josep Pedrerol hace tres años considerándolo inaceptable, es aproximadamente el mismo que pagó el Barcelona, y mucho menos de lo que el presidente blanco sí está dispuesto a pagar ahora después de tres años sufriendo a la estrella brasileña en el enemigo.

Deja tu Comentario