2011-05-01 00:05 Real Madrid Por: Administrador

El Real Madrid, perjudicado una vez más por el arbitraje



La tarde marchaba francamente mal para el Real Madrid, que veía como el Zaragoza se ponía por delante con un claro 0-2. Sin embargo, en la segunda mitad el equipo de José Mourinho despertó y de no ser por la actuación arbitral podría haber evitado la derrota en su feudo, la segunda consecutiva de Mourinho en Liga en el Bernabéu. No valen excusas, la primera parte fue muy mala y al club de Concha Espina tampoco le hubiese valido el empate ante un rival que se está jugando la vida. La decisión de Ayza Gámez de no señalar penalti en la acción entre Lanzaro y Kaká marcó el devenir de los últimos veinte minutos de partido.

Sergio Ramos acababa de recortar distancias para el Real Madrid cuando Kaká se plantó solo ante Toni Doblas para empatar el partido. De repente, apareció la pierna de Lanzaro para derribar al brasileño del Real Madrid y provocar un penalti tan claro como necesario para los intereses maños, que se juegan la vida en las últimas jornadas y cada punto les sabe a permanencia.



A fin de cuentas, Lanzaro nunca tocó el balón como nos muestran las imágenes de televisión, pero Ayzaz Gámez decidió no pitar la pena máxima en ese momento. Había señalado un penalti diez minutos antes en el área de Iker Casillas. También fue claro el derribo de Ricardo Carvalho. ¿Por qué?


Deja tu Comentario