2011-11-06 14:11 Real Madrid Por: Administrador

El Real Madrid se convierte en la pesadilla de Osasuna (7-1)



Cuando en un equipo tienes a tres de los mejores arietes del mundo y a uno de los mejores asistentes, el rival solo puede rezar para que no tengas el día. Cuando tienes al Bota de Oro enchufado, y tienes a Higuaín y Benzema nuevamente presentes en su cita con el gol, solo puedes aplaudir.

Esta temporada aún no se habían marcado goles con la cabeza en el Real Madrid. Ante Osasuna cayeron tres: el primero y el tercero de Cristiano Ronaldo y el primero de la temporada de Pepe. Entre medias, el conjunto rojillo anotó el tanto del honor, el del empate, después de la única 'pájara' matinal madridista. Fue lo que hizo despertar al Mou Team.



Porque Ronaldo tenía el día y porque Di María puso tres balones de gol (lleva 9) -ojo que Arbeloa puso dos y Coentrão, uno-. Porque Pepe vio portería, y porque Higuaín, con uno, y Benzema, con dos, siguen enrachados. De hecho, entre CR7, Gonzalo y Benzema suman 37 entre todas las competiciones. Sí, volvió a marcar Ronaldo desde los once metros, y lleva 15 penas máximas sin fallar, algo que no se lograba desde los tiempos de Gento. Y Benzema e Higuaín por fin jugaron juntos.

Con tanto gol, el Bernabéu pudo disfrutar, al fin, de Nuri Sahin. Tímido, cogiendo el ritmo y las sensaciones y hasta tuvo una ocasión a balón parado. La mala noticia, la lesión por una rotura muscular de Ángel di María.

El Real Madrid vuelve a hacer soñar a los seguidores por juego y por resultados. El equipo es el mejor de la Champions y el mejor de la Liga. Líderes, 9 victorias en 11 partidos, 1 empate y 1 derrota, 39 goles a favor y 7 en contra. Estadísticas, todas, típicas de los años 50 del siglo XX, cuando el Madrid forjó su nombre en Europa y en el mundo.



 


Deja tu Comentario