2014-04-02 21:04 Real Madrid Por: Administrador

El Real Madrid sentencia en la ida (3-0)



Carlos Muñiz
El plan era claro: Dejar la eliminatoria sentenciada. La baja de Di María más que problema era incentivo, Isco es sinónimo de mayor creativo y el abanico ofensivo se ampliaba y diversificaba con el malagueño hecho que el Santiago Bernabeu agradeció.
 
De hecho, el aficionado madridista no tardó en celebrar el primer gol del partido ya que Gareth Bale puso la puntita tras un centro de Dani Carvajal y en el minuto 3 ya se anunciaban buenas nuevas en la eliminatoria. El gol tranquilizó al Madrid, por si no estaba ya muy tranquilo ante el débil Borussia que se plantó sobre el césped del Bernabeu muy mermado por las bajas.
 
Weidenfeller hizo acto de presencia a los diez minutos cuando firmaba lo que parecía que iba a ser la parada del partido ante una falta tirada excepcionalmente bien por parte de Cristiano Ronaldo. No obstante, el meta del Borussia ofrecería varias paradas de igual calado a lo largo del partido siendo el principal baluarte del conjunto alemán.

El Madrid dominaba sin problemas y el segundo iba a ser cosa de tiempo. Isco a sus anchas, Ronaldo probando contínuamente y Bale en uno de esos días que le salían los regates, no había rival pese a que Benzema no acababa de estar acertado. Antes de la media hora Isco justificaba su titularidad con una joyita, cazó un pase en el balcón del área y lo colocaba ajustadísimo al palo derecho de Weidenfeller para firmar el 2-0 con un característico remate del malagueño.

Los alemanes lo intentaron antes del descanso al contraataque pero Abumeyang no es Lewandowski y no acertaba en el remate y dejaba al Borussia sin apenas opciones.

Tras el descanso Bale puso a prueba a Weidenfeller con una falta en la frontal. El meta del Borussia repitió la parada de la primera mitad y despertó a su equipo. Los alemanes tuvieron sus mejores minutos pero Pepe, con un rendimiento espectacular, cerró todas las vías para los alemanes.

Cristiano Ronaldo, haciendo historia con su decimocuarto tanto en la competición, sentenciaba la eliminatoria con el tercero tras aprovechar una pelota en el área con un cambio de pierna de gran calidad y superar a Weidenfeller. El Borussia, a partir de ahí se lanzó a por un gol, sin embargo, Pepe no iba a dejar que eso pasara.

Del gol al final del partido el Madrid pudo marcar varios goles más, Bale hizo una de las jugadas de la Champions a lo Messi pero se le marchó alta, Hummels dejó a Benzema sin tanto en la línea de gol y Weidenfeller puso su sello de nuevo para fastidiar la noche a Benzema. 

La mala noticia fue la lesión de Cristiano, que se tuvo que marchar a diez minutos del final, sin embargo, su cara no mostraba preocupación. El Madrid cerró una de sus grandes noches y el Dortmund buscará el milagro en la vuelta con Lewandowski aunque casi sin opciones.

Deja tu Comentario