2015-09-30 22:09 Real Madrid Por: Administrador

El Real Madrid supera sin despeinarse al Malmo (0-2)



El Real Madrid se presentaba en Malmo con la tranquilidad de haber ganado en el debut de Champions y de venir practicando un gran juego en los últimos partidos. La buena racha merengue solo se vio frenada en el último encuentro liguero contra el Málaga, donde el Madrid pagó su falta de puntería y los andaluces salieron vivos gracias a que Kameni hizo el partido de su vida.

Los de Benítez no estaban dispuestos a quedarse otro partido sin marcar, y lo demostraron desde el principio. El monólogo empezó en el minuto uno, y el gol blanco parecía cuestión de tiempo debido a lo rinconado que estaba el Malmo. El Real Madrid fue especialmente incisivo por banda derecha, donde Carvajal jugó prácticamente de extremo.



El conjunto de Chamartín controló el partido en todo momento, y Keylor Navas solventó con seguridad los pocos y lejanos disparo del Malmo. Solo había un equipo en el campo, y pronto se demostraría la superioridad también en el marcador. El Real Madrid mostró una gran versatilidad en el juego, siendo capaz de mantener la posesión o de salir al contraataque, como en el primer gol. Kovacic inició una jugada de tiralíneas con un preciso envío para Isco, que controló y filtró un gran balón para Cristiano Ronaldo. Al portugués no le tembló el pulso y fusiló a Wiland para igualar los goles de Raúl como madridista en Champions y alcanzar los 500 goles en su carrera profesional.

Todo fue todavía más fácil de lo que ya lo había sido hasta el tanto inicial. Los merengues dominaron el encuentro a su antojo, mareando al Malmo hasta que se presentaba una clara ocasión, como la que tuvo Carvajal, que estrelló un balón en el travesaño. El monólogo se prolongó durante todo el encuentro, y el Real Madrid siempre tenía el balón. Las pocas veces que lo perdía, lo recuperaba al instante gracias a una presión muy intensa.

La única asignatura pendiente sigue siendo la necesidad de afinar más la puntería y plasmar la enorme superioridad madridista en el marcador. El juego seguía monopolizado por el Real Madrid, pero no logró golear al Malmo, que es lo que merecía. El equipo sueco apenas se asomó a la meta de Navas. Tan solo un remate de Rosenberg puso en jaque al meta costarricense, pero el remate del delantero se marchó desviado.



El acercamiento del Malmo solo fue un espejismo, y el Real Madrid siguió acechando la meta de Wiland, que realizó tres paradas de mérito a Cristiano Ronaldo. No pudo evitar el gol cuando Lucas Vázquez sirvió un gran balón al portugués. CR7 definía y se adentraba en la historia del Real Madrid, igualando a Raúl como máximo goleador del equipo con 323 tantos.

Pero finalmente el resultado se quedó corto y los blancos se impusieron por 0-1. Con esta victoria, el Real Madrid está empatado a puntos con el PSG. Con la clasificación a octavos prácticamente en el bolsillo, el Madrid afronta ahora un doble enfrentamiento con el equipo francés para conseguir la primera plaza del grupo.


Deja tu Comentario