2014-12-12 14:12 Real Madrid Por: Administrador

El Real Madrid también se come al Barça tocando el balón



Sergio Marco

Las estadísticas de la primera fase de grupos de la Champions League explican que el Real Madrid mantiene su pegada mortífera y golea más que nadie y también que sus jugadores son especialmente diestros a la hora de controlar los partidos tratando bien el balón y combinando con un altísimo porcentaje de acierto. Ese aspecto, el de tocar el balón, parecía terreno abonado para el Barcelona hasta ahora. Sin embargo, tras la llegada de Luis Enrique el Barcelona ha perdido sus señas de identidad y ahora no queda nada claro a qué juega.



En los seis partidos disputados en la fase de grupos de la Champions League, el defensa de la Juventus Chiellini es el jugador que más pases con final feliz ha proporcionado a sus compañeros (501). Le sigue en este particular ranking Xabi Alonso, del Bayerm, con 493. Inmediatamente después aparece el madridista Toni Kroos, con 474, pero como número uno en porcentaje dado que el 95% de sus pases fueron acertados; luego aparece Cesc Fábregas, del Chelsea, con 458, e Isco cierra el top 5, con 401. Dos jugadores madridistas entre los cinco mejores pasadores y Kroos dominando de forma absoluta el porcentaje de acierto.

Las conclusiones no dejan de ser curiosas porque el primer jugador del FC Barcelona en esta clasificación de virtuosos es Dani Alves, séptimo, con 380 pases intentados. Para encontrar a más barcelonistas hay que escarbar en el ranking para llegar hasta Mascherano en la posición 23 y Bartra en la 24.

El Real Madrid impone su ley a lo grande. Llega más rápido a puerta, marca más goles y trata mejor el balón. El virtuosismo del Barça es cosa del pasado. Historia. 




Deja tu Comentario