2015-12-29 16:12 FC Barcelona Por: Administrador

El Real Madrid ya da pena máxima: Vive de la ilusión de Neymar



Como los suyos no dan para disfrutar con nada, el Real Madrid ha optado por desviar la atención hacia Neymar en busca de la ilusión perdida. El pasado reciente es nefasto, el presente es desalentador y no queda más remedio que soñar con el futuro, un futuro de ilusión que pasa por algo que nunca se va a producir, el fichaje de Neymar, pero algo hay que venderle a la gente para que se ilusione, aunque se trate de humo. En la parroquia de Josep Pedrerol, en donde se ha crucificado por delante y por detrás a Neymar, empiezan a verle ahora el lado bueno. Estamos en la fase de maquillaje... por si acaso. Neymar ya no es un provocador, sino que, junto a James Rodríguez (?) es el futbolista del futuro por el que hay que apostar. Y se han marcado una tregua con Neymar que estará vigente hasta que salte la noticia de que la estrella brasileña ha renovado por el Barça. Ese día volverá a abrirse la veda y lo que ahora intentan vendernos como un angelito celestial volverá a ser el mismísimo demonio. En El Chiringuito el propio Josep Pedrerol babeaba ante la idea de que Florentino Pérez sea capaz de conseguir lo que no logró cuando Rosell se lo quitó de las manos: "Pida lo que pida, Neymar lo va a tener", ha dicho el presentador. Y Eduardo Inda añade que el Madrid ya tiene el dinero preparado, que seguramente será menos de lo que pagó el Barça por él, porque de lo que dice el Barça (57,1 millones), a lo que dice que costó Inda (más de 200 millones) va un abismo. Por cierto, que cada día que pasa Inda aumenta el precio que pagó el Barça por Neymar. Seguramente, con la llegada del nuevo año, la inflación fije la cantidad alrededor de los 300 millones. Conociendo a Inda, es posible. Resulta que, según El Chiringuito, Neymar le pide 19 millones al Barça y éste no se los puede pagar. Pero al Real Madrid, el de los créditos con bancos que necesitan del rescate de todos los españoles, le sobra el dinero. Y si no lo tiene, se lo regalan. Es la ventaja de tener abierta la puerta del palco a personas influyentes que manejan el dinero de este país. Están en Madrid tan hechos a la idea que hasta Pedrerol asegura que "no me parece una barbaridad pagar 190 millones por Neymar". Se le entiende. La barbaridad lo sería que los pagara el Barça, claro.  Y hasta Alfredo Duro se suma a la tregua con Neymar: "El Madrid tiene la obligación de plantearse el fichaje de neymar". Lo dicho. El Real Madrid está tan mal que en este momento no tiene más ilusión que disfrutar de una, sólo una, de las estrellas que hacen feliz al barcelonismo. Esa es la gran diferencia entre el Barça actual y el Real Madrid construido por Florentino Pérez en torno a Cristiano Ronaldo. El barcelonismo disfruta con sus estrellas, en plural, mientras que el madridismo está condenado a soñar despierto con algo que no es suyo, pero que alguien dice que podría serlo. El problema que tienen, y si no, que se lo pregunten a Tomás Roncero, es que los sueños sueños son y que vivir de ilusiones y realidades virtuales y paralelas tiene el inconveniente de que un día uno despierta y la realidad te da un zasca en toda la boca.

Deja tu Comentario