2012-08-16 15:08 FC Barcelona Por: Administrador

El retiro dorado de Leo Messi: el Barça le blinda



Leo Messi tiene una cláusula de rescisión de 250 millones de euros. Él es mejor, mal que le pese a algunos cavernarios. Además, gana como tal. Con unos ingresos anuales de casi 40 millones de euros, el aumento salarial no es una urgencia para el crack de Rosario, que pretende seguir rodeado de jugones para seguir ganando títulos individuales y colectivos.

La última revisión del contrato de Messi se produjo en 2009, aún con Joan Laporta como presidente culé. El atacante argentino firmó hasta 2016 y, visto que la fecha se aproxima, el FC Barcelona quiere atar durante más años a la Pulga. Desde que estampó su firma de renovación, Leo Messi ha ganado tres Balones de Oro consecutivos.



El objetivo es que se retire en Can Barça, siendo la entidad catalana la única que ha gozado de la magia del mejor del mundo. Messi, mientras tanto, se muestra ajeno a toda negociación y se centra en el terreno de juego, lugar en el que se siente más cómodo. Y más aún rodeado de los Xavi e Iniesta.

Sandro Rosell quiere marcarse el tanto de la renovación de Messi antes de las elecciones y, por este motivo, tratará de aumentar un poco más los emolumentos del astro de Rosario, ofreciéndole un peldaño más en la escala salarial que marca el FC Barcelona en la plantilla.

El objetivo es que ningún club tiente al jugador barcelonista con un gran proyecto deportivo y económico. Él está muy feliz en Barcelona, por lo que el club desea que firme un contrato definitivo para seguir ligado a la entidad hasta el día de su retirada.




Deja tu Comentario