2012-02-17 15:02 Real Madrid Por: Administrador

El ridículo del Barça ante las cámaras



Los últimos acontecimientos del Fútbol Club Barcelona ante las cámaras están siendo el hazmerreír de todo el país. Primero Xavi sacando su verdadera humildad a pasear y calificando de malos perdedores a los jugadores del Real Madrid con una sonrisa irónica en la cara, felicidad que no se veía en su rostro el pasado sábado cuando corría azarosamente tras el linier en el Reyno de Navarra; y después Manel Estiarte y el padre de Piqué, lo que de nuevo han dejado entrever la filosofía y formas del club azulgrana.

La conversación entre el director de relaciones externas del club y Joan Piqué duró aproximadamente 20 minutos y llamó la atención de todos los que viajaban con el equipo en el avión de vuelta de Leverkusen. El asombro fue tal que el cámara de TV3 no dudó de cámara en mano inmortalizar la instantánea, pero Estiarte se dio cuenta y vetó dicha acción.



Los medios se han hecho eco del ridículo culé, y tanto periodistas de Madrid como de Barcelona solo han podido categorizar de insólito este hecho. Manolo Lama en los micrófonos de la Cadena Copa aseguraba que "es alucinante la dictadura periodística que ejercen algunos clubes manejando la información de los socios, porque están vetando a sus aficionados que veamos a sus futbolistas y hablemos con ellos. Se han apropiado de tal manera de la imagen y de la palabra de los deportistas... Y más sorprendente es que los deportistas acepten esto". Mientras que Josep María Miguella, periodista culé, ha asegurado que este veto lo único que provoca es "darle más importancia y más repercusión" a las imágenes y a la consiguiente polémica. Y es que el este periodista cree que el sometimiento de la 'cadena amiga' se produce por el contrato que estos tiene con la entidad, pero que para él “no tiene ningún sentido”.

Estos son dos ridículos más de unas relaciones tormentosas con los medios de comunicación, como la censura que sufrió en Twitter Isaac Cuenca o las altisonantes palabras de Sandro Rosell en el Bernabéu calificando de “baño” el juego de su equipo, ese que ahora está a diez puntos del Real Madrid.


Deja tu Comentario