2011-03-20 11:03 Real Madrid Por: Administrador

El rival del Real Madrid tropieza ante el West Ham



Green sacó cuatro balones de gol, dos de ellos cuando se encontraban casi entre los palos. En el minuto 50 atajó un disparo de Jermain Defoe, asistido por Modric cuando se encontraba solo ante el portero. Green metió su pierna derecha para desviar el cuero a tiempo y sorprender a una afición que no dejó de echarse las manos a la cabeza.

Y es que las opciones del Tottenham fueron abundantes. Los locales dominaron el terreno de juego, llegaron con facilidad, se mostraron creativos, pero ineficaces en su definición.



El otro gran momento de gloria para Green sucedió a cinco minutos del final, al alcanzar el esférico con la mano izquierda tras un espectacular salto hacia la esquina de la portería y lo sacó del ángulo para garantizar un punto a su equipo, muy necesitado para salir de terreno peligroso.

La brillantez de Green afectó especialmente al que ha sido durante tiempo su compañero en la selección inglesa, Jermain Defoe, que se quedó con las ganas de anotar el gol número cien de su carrera.

El conjunto de Harry Redknapp parecía verse condenado por la mala suerte este sábado, pues ni el ex madridista Rafael van der Vaart, ni su talismán recién recuperado de una baja de dos meses Gareth Bale supieron asistir con acierto a Defoe, que incluso en una de las llegadas se resbaló en el césped y perdió la ocasión (minuto 80).



Después, a dos minutos del pitido final pudo haber cambiado el destino de su equipo, ahora quinto, pero tiró demasiado bajo y fácil para la intervención del arquero.

Al otro lado del campo también se situaba otro responsable de este empate, el brasileño Heurelho Gomes, portero del Tottenham, que evitó un tanto visitante a los 64 minutos. madrid-barcelona.com/EFE

 


Deja tu Comentario