2011-04-28 12:04 Real Madrid Por: Administrador

El robo del siglo



El colegiado alemán Wolfgang Stark demostró ayer porqué los jugadores de la Bundesliga le consideraron como el peor árbitro del mundo. Corría el minuto 60 cuando Stark decidió expulsar a injustamente a Pepe por haber entrado con los tacos por delante en un balón dividido, una acción que como mucho se podría amonestar con tarjeta amarilla por juego peligroso. Sin embargo, ahí estaba Dani Alves para demostrar lo bajo y rastrero que se puede llegar a ser para tirarse como al suelo como si le hubiesen matado simulando que Pepe le había dado una patada. Los jugadores del Barça protestaban, la afición azulgrana exigía la cabeza de Pepe pero no hay más ciego que el que no quiere ver.



Las imágenes que ayer nos ofrecieron nuestros compañeros de Punto Pelota demuestran que Pepe no llegó ni a tocar a Alves en la acción. Sí amigos, pese a que Pepe llegó tarde al balón, el jugador azulgrana demostró que puede optar a los Oscars con una actuación que no firmaría nadie más en este mundo. Teatro del bueno que diría Mourinho. El brasileño llegó incluso a abandonar el terreno de juego en camilla para todavía exagerar más la jugada. Vergonzoso.

Si realmente el Barça está pensando seriamente en pedir sanción para Mourinho por decir verdades, el Real Madrid debería denunciar públicamente la actuación de Dani Alves por ser el abanderado del juego sucio y de las simulaciones.


Deja tu Comentario