2014-01-01 12:01 Real Madrid Por: Administrador

El secreto de Cristiano: el trabajo después de los partidos



Cristiano es un fuera de serie, una fuerza de la naturaleza adaptada a un deporte como el fútbol. Un animal, un jugador físicamente superior a la mayoría. Y si a esto se le une una gran calidad, hace de él el mejor futbolista del mundo. Pero, ¿cuál es su secreto para estar siempre a tope en todos los partidos?

"La recuperación es más importante para mí que los entrenamientos por la gran cantidad de partidos que juego. El descanso es la palabra clave en mi día a día para rendir en mi profesión y poder alargar mi carrera”. Estas dos frases de Cristiano Ronaldo resumen perfectamente cual es el gran secreto del crack portugués para su tremendo rendimento. El '7' blanco es un trabajador nato y sabe que la recuperación tras grandes esfuerzos es clave para seguir a tope todo el año. Y en un trabajo donde los descansos son mínimos por la gran cantidad de partidos que los jugadores disputan a lo largo de la temporada, hay que aprovechar todos los momentos para descansar y recueprarse.



Después de un encuentro, no se va a cenar con la familia o a tomar algo con los amigos, él comienza entonces su ‘otro’ entrenamiento. Lo primero que hace es comer algo en el propio estadio para acelerar su recuperación reemplazando los fluidos perdidos con el sudor y restableciendo las reservas de glucógeno muscular. En el mismo vestuario del estadio toma fruta, pizza o alimentos ricos en carbohidratos.

Si el partido es en el Bernabéu, Cristiano se dirige directamente a su casa y empieza con una sesión de baños de contraste de agua fría y caliente.  El portugués se sumerge primero en agua caliente (entre 38 y 44 grados) durante unos cinco minutos, y acto seguido se mete en agua fría durante otros 3 minutos. Este ciclo lo repite durante una media hora. Con esto logra la estimulación del flujo sanguíneo y de la circulación, limpiado del lactato, reducción del edema y efectos antiinflamatorios, ya que al mejorar la circulación logra que a través de ella se recuperen todos los nutrientes y fibras necesarias para regenerar mejor su cuerpo.

Posteriormente, se mete en la piscina y nada unos 20 minutos (para evitar los efectos nocivos del cloro ha esterilizado el agua con radiación ultravioleta, que es mucho más saludable para el organismo). Además de que la natación es uno de sus deportes favoritos y practica casi a diario, tras los partidos busca principalmente sus efectos descontracturantes y relajantes. Con la piscina totalmente en silencio, Cristiano dedica esos minutos de natación para darle vueltas al partido y limpiar la mente.



El crack acostumbra a dormir un mínimo de ocho horas, pero como a todos los deportistas, le cuesta conciliar el sueño después de competir. De ahí que la última fase de su trabajo consiste en un baño turco de unos cinco minutos. El flujo de vapor caliente desarrolla un efecto calmante sobre el sistema nervioso que permite una total relajación. Además, al ser un vapor húmedo impide la deshidratación. Cristiano da por finalizada la sesión de recuperación postpartido y está listo para el siguiente encuentro.


Deja tu Comentario