2012-10-21 18:10 Real Madrid Por: Administrador

El señorío culé se basa en llorar a los árbitros



Ganan. No saben cómo, pero ganaron. Los azulgranas lograron llevarse los tres puntos de Riazor después de recurrir a todo tipo de acciones que rozan lo extradeportivo, pero ganaron. Sobre todo que esto último quede muy claro, porque si uno coge la prensa catalana de la jornada de hoy tendrá la sensación de que ayer se les robó el partido ante el Deportivo, o al menos eso es lo que se desprende de la prensa cavernícola.

Y es que lo que uno encuentra hoy sobre el partido de ayer son todo protestas. Desde el director deportivo, Andoni Zubizarreta hasta el último aficionado, pasando por Leo Messi  (el mismo que pretende ganar un Balón de Oro) y compañía. Todos tuvieron algo que decir al colegiado al término del partido y o era guapo precisamente. Incluso Tito Vilanova, el que no hablaba de los demás, la soltó en su rueda de prensa, cuando recordó que "nunca había jugado tantos partidos con diez".



Una situación que, por cierto, empieza a ocurrir bastante a menudo, tal y como estuvo pasando la temporada pasada, cuando el barcelonismo medía su actualidad por la cantidad de "injusticias" que según ellos se producían en los partidos.

¿No eran tan superiores? ¿No eran el mejor equipo del mundo? Un equipo de su "categoría" no tendría que estar pendiente de los árbitros y sí de lo que hacen ellos en el campo. ¿Será que han dejado de ser aquél equipo ejemplar que querían aparentar? El conjunto que no protestaba por nada, llora ahora incluso cuando gana. Algo está cambiando en can Barça y no para bien, y es que hasta manteniendo la distancia en la Liga se quejan de acciones ocurridas en el partido del rival, el Real Madrid, en busca de algún punto más que les tranquilice al frente de la clasificación, un puesto que al parecer no están muy acostumbrados a ocupar. Y esto no ha hecho más que empezar.


Deja tu Comentario