2016-01-13 22:01 FC Barcelona Por: Administrador

El "señorío" del Real Madrid crea escuela entre la "maravillosa minoría"



La pancarta "Pau: tu pie nos señala el camino" es la prueba más evidente del grado de incivismo que mueve al sector más exaltado de la afición del Espanyol, que necesita solucionar sus problemas de identidad para hacerse con un espacio en su zona geográfica, el área metropoolitana de Barcelona, y también dentro del fútbol español. Para el barcelonismo el Espanyol es algo así como el filial del Real Madrid en Cataluña. Como el hermano pequeño que vive de la ilusión de que el Real Madrid pueda impedir que el Barça gane títulos. Pancartas y cánticos ofensivos contra Shakira al margen, la pancarta del "pie de Pau que señala el camino", el pie de la agresión alevosa sobre Messi que quedó sin sanción, no es más que una burda copia de la pancarta gigante que el madridismo más indeseable colgó en el Bernabéu con la bendición de Florentino Pérez según la cual el "ejemplar" dedo de Mourinho señalaba el camino al madridismo. Han elegido la vía de la violencia. Y han decidido seguir el camino marcado por el señorío más rancio del Real Madrid. Pero siempre pendientes de los demás. Del Real Madrid o del Barcelona. Empezando por el eslogan de "vosotros nunca lo entenderéis", que es un mensaje al rival y no a sí mismo. No "más que un club" o "nunca caminaréis solos", por ejemplo. Hay que acordarse del rival. Un grave problema de personalidad, sin duda. Y en lugar de animar a los suyos, la grada de Cornellà ha preferido insultar al rival. Y se ha ido a casa con un 6-1 a cuestas, pero con la satisfacción de haber insultado al Barça como se merece. Imitadores del Real Madrid. Imitadores del Barça, como en el caso de la cabeza de cochinillo que un aficionado ha llevado a Cornellà para lanzársela a Piqué. La imaginación brilla por su ausencia.  Va a ser difícil que el Espanyol deje de ser una minoría, maravillosa o indeseable. Sino soluciona sus problemas de identidad jamás alcanzará el estatus de mayoría.

Deja tu Comentario