2012-10-10 18:10 FC Barcelona Por: Administrador

El socio del Barça paga por estar incomunicado



Lo explica Xavi Bosch hoy en Mundo Deportivo. Después de retratar una realidad en la que no puede usarse el teléfono ni utilizar las redes sociales porque se produce saturación, enumera las soluciones: "La solución pasa por instalar wifi en el Camp Nou. Parecía evidente, parecía la solución fácil pero el altísimo coste es un impedimento. La infraestructura para instalar el wifi en el Camp Nou está presupuestado en casi 4 millones de euros. Además, hay que sumarle un millón más por temporada por su uso y mantenimiento. Y ahí, Dídac Lee, fiel a la política de austeridad impuesta por la junta y estrechamente vigilada por Rosich, está buscando alguna fuente para que al Barça no sólo le cueste un duro la instalación del wifi sino que, como tiene que ser, el club pueda obtener algunos ingresos también por este servicio. Las negociaciones con una importante empresa de servicios tecnológicos están avanzadas pero no cerradas. Y la idea para hacer rentable este servicio pasaría, quizás, por tener que descargarse una 'app' para el teléfono, de por vida. Más o menos como les pasa a los turistas en el Museu del Barça. Antes, les daban una audioguía con algunos idiomas. Ahora se les cobra para que se puedan descargar una aplicación para su móvil con la guía del museo. El objetivo es que, para el 2013, los aficionados podamos tuitear ya en el Camp Nou".

O lo que es lo mismo. Esta directiva no se corta a la hora de sustraer de los carnets de sus abonados un partido, el de la Supercopa, para obtener a su costa entre ocho y diez millones de euros extra. Sin embargo, no está dispuesta a gastarse un euro para que los dueños del club puedan acudir a su casa, en este caso su localidad en el Camp Nou, pudiendo hacer uso de su móvil. Esta directiva no está dispuesta a gastar un euro en facilitarle a los socios una estancia agradable en el Camp Nou. Y ha llegado un momento en que lo normal es que no se puedan establecer comunicaciones a través del móvil en el recinto blaugrana.



No hay dinero para que el socio pueda usar el móvil. Sí lo hay para regalarle a Florentino Pérez y a nueve directivos del Madrid un festín gastronómico en el Liceu. Tampoco hay problemas para montar y desmontar un equipo de fútbol playa según convenga. O para pagar sueldos millonarios a cinco aseores del presidente adscritos al departamento de comunicación y con cometidos similares. Es hora de que esta directiva se ponga a trabajar, se olvide de sueños faraonicos imposibles y se limite a servir a los socios mejorando las comodidades del Camp Nou y construyendo el Palau que prometieron. Es hora de que hagan algo más que aprovecharse de la herencia que recibieron.


Deja tu Comentario