2011-11-23 18:11 FC Barcelona Por: Administrador

El sucesor de Guardiola tiene nombre y apellidos



Lluis Carreras no tuvo la suerte de Guardiola y después de su paso por el filial apenas pudo disfrutar de dos años en el primer equipo del FC Barcelona, que por aquella época era el Dream Team dirigido por Johan Cruyff.

Carreras ha empezado desde abajo, como Guardiola, su carrera de entrenador. En el Alavés B, de Tercera División. Luego cogió al Sabadell en Segunda B y lo ascendió a Segunda A, en donde está realizando un interesante inicio de campeonato.



Pep Guardiola, que tiene al presidente del Barça en un permanente estado de angustia porque no le dice ni que sí ni que no continuará, ya ha deslizado el nombre de su amigo Lluis como su sustituto ideal el día que él no esté. Y su candidatura gusta, aunque Carreras debe confirmar este año con el Sabadell sus cualidades en forma de una buena temporada.

Rosell sabe que el día que Pep le deje en la estacada no le será fácil encontrar un recambio. Aunque vaya a buscar al entrenador más cotizado del mundo, no gozará entre la hinchada de la unanimidad favorable con la que cuenta Guardiola. La sucesión será, sin duda traumática, y lo último que pretende esta directiva es buscar un heredero tipo Scolari, que se podría venir abajo en cuanto se juntaran tres resultados negativos. De la misma manera que el relevo de Cruyff fue durísimo -que se lo pregunten a Mourinho, que lo sufrió- el de Guardiola será peor.

Por eso el perfil de Carreras gusta. Primero porque tiene la bendición de Pep, ya que son de la misma quinta y además amigos. Luego porque es catalán. Y finalmente porque se puede vender la imagen de un nuevo Guardiola, catalán, barcelonista, que empieza de abajo, que se formó con el club, que conoce la entidad y que comparte los principios fundamentales del catecismo de Pep y de la filosofía de juego que ha imperado en el Barcelona durante los últimos 20 años.



La solución Carreras es la que más agrada por el nivel de comprensión que la afición puede tener con él si los resultados no acompañan. Lo que es seguro es que a Guardiola no le sustituirá ningún entrenador de postín.


Deja tu Comentario