2011-07-22 12:07 FC Barcelona Por: Administrador

El sueldo de Manuel Estiarte



Estiarte forma parte de la estructura de un cuerpo técnico sobredimensionado que supera la veintena de personas. Sandro Rosell, a su llegada al FC Barcelona, se planteó seriamente su despido por entender que las funciones de su pomposo cargo (jefe de relaciones externas)  carecían de sentido. De hecho, Estiarte poco tiene que ver con las relaciones externas del club y sí con las de Pep Guardiola, que es quien le ha puesto donde está y quien le ha proporcionado el contrato que disfruta, aunque quien le paga es el FC Barcelona y no su jefe, que ronda ya la ficha de los diez millones anuales. Sin embargo, el presidente ha acabado claudicando porque el propio técnico ya le ha hecho saber que si Estiarte no sigue, tampoco él continuaría al frente del primer equipo blaugrana.

Las relaciones externas se han convertido en enlace plantilla-directiva. Así se entiende que a la vuelta de Londres, en donde el Barcelona obtuvo su cuarta Champions League, los jugadores recurrieran al ex waterpolista en el mismo avión de regreso para que solicitara al presidente formalmente una suculenta prima de ocho millones por el éxito alcanzado.


Deja tu Comentario