2013-01-20 22:01 Real Madrid Por: Administrador

El Súper Madrid echa del campo a los aficionados del Valencia



El Real Madrid echó al público del viejo Mestalla. Su presencia lo llenó. Su juego lo vació. Ni árbitros, ni penaltis, ni goles anulados ni excusas baratas. El Real Madrid, con su tradicional pegada, con su poderío, con la calidad extraordinaria de sus jugadores y con la lucidez de su banquillo, desarboló y humilló al Valencia en la primera mitad.

Los aficionados ché, que acudieron al campo con el ánimo de amedrentar a los jugadores y cuerpo técnico del Real Madrid con cánticos ofensivos, fueron callando poco a poco, a medida que iban subiendo los tantos blancos al marcador, y acabaron unos por callar y los otros por marchar. El Madrid más imperial enmudeció a Mestalla como no se recordaba en la edad moderna. al final del partido apenas un cuarto de entrada aguantó la humillación en toda regla a los mismos que dudadan hasta hace unas horas de la superidad madridista achacando recientes resultados a la labor de los árbitros.




Deja tu Comentario