2013-05-28 10:05 FC Barcelona Por: Administrador

El talonario de Florentino pierde su magia



Pedro Riaño

Florentino Pérez estaba acostumbrado a concederse cualquier capricho sacando el talonario de Bankia. Era capaz de afrontar sin pestañear una operación de 200 millones, como la de Cristiano Ronaldo, echando mano de los recursos de los amigos de la caja madrileña, que ahora están como están por su mala administración. Ahora, sin embargo, cuando le dicen que si quiere a Neymar debe pagar 150 millones (40 al Barça), se lo piensa. Y eso que "está enamorado del jugador", según confirma su representante. Pero el Madrid, este Madrid que, a diferencia de los demás, contrata entrenadores pagando traspaso, ya no está para alegrías. Ni para fichar a Neymar ni para fichar a Bale, que ésta es una película que a Florentino le conviene que circule para tener al madridismo ilusionado con un jugador de gran leyenda que no ha empatado contra nadie.



La cuestión es que, en contra de su voluntad, se le ha escapado Mourinho. Y en contra de su voluntad Neymar le ha rechazado públicamente: Barça, sí. Real Madrid, no. Así lo explicaba anoche ante los micrófonos de El Larguero en la Cadena SER:  “Hace tres años hubo una posibilidad de ficharle y quisimos aprovecharla, pero luego el club no le dejó salir y le renovó. Me parece un magnífico jugador y le hubiera fichado si las condiciones no hubieran alterado el ecosistema del club. Había que negociar con el club, el padre, un fondo que tiene el 40% de los derechos. A nosotros nos salía por más de 150 millones de euros. No sé por cuánto le ha salido al Barça”. Al Barcelona, desde luego, no le ha salido por 150 millones. Entre otras razones porque no tendrá que pagar 40 millones de indemnización a nadie.

Ahora Neymar jugará al lado de Messi. Y de Xavi. Y de Iniesta. Y de... Y eso pone de los nervios a Cristiano Ronaldo, que vuelve a estar inquieto viendo que el ciclo del Barcelona amenaza con prolongarse mientras él va recogiendo las migajas como jugador del Real Madrid. Cristiano se está planteando que, además de perder dinero, está dejando escapar en el Real Madrid la posibilidad de redondear su palmarés con nuevos títulos individuales y colectivos. Si Cristiano se rinde ante el poderío del Barcelona y busca nuevos horizontes harto de liderar a un equipo perdedor, Florentino Pérez tendrá un tercer problema a añadir a sus fracasos con Mourinho y Neymar.

Malos tiempos para el presidente Pérez.




Deja tu Comentario