2015-10-14 14:10 FC Barcelona Por: Administrador

El Tata Martino siembra el pánico en el Camp Nou



Óscar Fanjul

Tras la derrota ante Ecuador en casa, empate a cero frente a Paraguay. Argentina ha fracasado en sus dos partidos sin Messi y se han disparado las alarmas. El público y la crítica argentina empieza a comprender que sin el que llaman "pecho frío" la albiceleste poco puede hacer. Y el que mejor lo sabe es Gerardo Martino, el ex técnico del Barça que dirige ahora a la selección argentina y que ya es cuestionado por la prensa local. El Tata Martino necesita a Messi para salvar su cabeza y va a intentar recuperarlo antes de tiempo. Su aviso suena a amenaza y en el Barça existe un pánico generalizado a que intenten echar mano de Messi antes de tiempo y lo acaben de romper. "Las expectativas de que se recupere están para los partidos ante Brasil y Colombia", ha dicho Martino.



El Tata sabe que Messi siempre estará disponible para Argentina. Y que hará cualquier sacrificio si puede ayudar a la selección de su país. Y eso es lo que le van a pedir. Un sacrificio y que asuma un riesgo que puede convertir una lesión controlada -rotura de ligamento externo de la rodilla izquierda- en otra cosa de más larga duración. Argentina no sabe cómo salir de atolladero y necesita a Messi sí o sí para hacer frente a dos partidos decisivos que se le avecinan: el 13 de noviembre en Buenos Aires ante Brasil y el 17 en Colombia.

El clásico se disputa en el Bernabéu el 21 de noviembre y las previsiones eran proteger a Messi de cara a ese partido que acapara la atención del mundo entero. Luis Enrique había pactado con los médicos que, si todo transcurría con normalidad, le haría jugar la segunda parte del partido anterior al clásico, ante el Villarreal, para que fuera cogiendo ritmo. Las pretensiones de Martino echan por tierra todas las previsiones del Barcelona, que pactará primero con el jugador y luego con la selección argentina para que renuncie a ambos encuentros. Leo necesita recuperarse por completo y los duelos contra Brasil y Colombia no son los más adecuados para reaparecer sin la lesión curada del todo.

 




Deja tu Comentario