2012-05-31 13:05 FC Barcelona Por: Administrador

El traspaso de Kaká será ruinoso



Así se resume la historia de Ricardo Kaká, un jugador que llegó a ganarlo todo y cuando empezaba su declive apareció el Real Madrid y le volvió a poner los galones de gran estrella. El delantero brasileño triunfó en el Milan, llegando a ser el mejor jugador del mundo, y justo en ese momento llegó el presidente del Real Madrid con su talonario. No pensó en que el jugador ya no tenía ambiciones, sólo en sus éxitos pasados, y por ellos pagó 56 millones de euros más lo correspondiente en comisiones y ficha.

Tres temporadas después , el jugador no ha intervenido en ninguno de los dos tristes títulos ganados por el Real Madrid y su bagaje se queda en 89 partidos disputados en los que sólo ha marcado 24 goles. Éste ha sido el resultado de la macro inversión de Florentino Pérez.



En el club se han dado cuenta y por eso ahora están haciendo lo posible para quitárselo de encima. Ya no por lo que costó, sino por lo que cobra anualmente, que no se corresponde para nada con su rendimiento. el jugador además, a sus 30 años, todavía puede dejar unos cuantos euros en las arcas del club madridista, siendo quizás esta temporada la última oportunidad, ya que han sabido esconder muy bien sus carencias y su desgaste, pero no  podrán hacerlo mucho tiempo más.

"Quiero triunfar aquí y no me voy a ir", aseguraba Kaká para los medios. Lo que no entiende aún es que en su entorno si quieren que se vaya, y que lo que van a hacer es echarlo, sin necesidad de que él se vaya. De hecho, el club ya está negociando, o intentando, un traspaso inminente del futbolista. Paris Saint Germain o Milan son los dos clubes que más han sonado como un posible destino. el problema en estos dos equipos es que no lo quieren ni en pintura, a pesar de que el club siga presionando e intentando convencer que açún queda algo del Kaká que fue hace más de un lustro.

Por contra, el que sí está interesado es el Sao Paulo, que está dispuesto a pagar hasta 35 millones de euros, según informa el diario "As". Una cifra que el club aceptaría encantado, ya que supera con creces lo que en el club esperan cobrar y lo que realmente cuesta un jugador mediocre como el brasileño, pero que el jugador se niega a aceptar a sabiendas de que su salida hacia Brasil es muy probablemente el último paso a tomar en su carrera. Con su calidad difícilmente volverá a salir del lugar en el que las estrellas nacen y mueren, pero no progresan. Romario, Ronaldo o Ronaldinho son los perfectos ejemplos. Se salieron en Brasil, viajaron a Europa y volvieron a su país a retirarse. Ahora es el momento de Kaká.




Deja tu Comentario