2012-05-20 11:05 FC Barcelona Por: Administrador

El triunfo del futbol mezquino (1-1)



Player Video...
//

 

Con un estilo instaurado ya por José Mourinho en su etapa en el Chelsea, el del fútbol cobarde y antideportivo, el Chelsea logró ayer su primera Champions League después de jugar un partido encerrado completamente atrás y especulando hasta llegar a los penaltis. Como si una repetición del partido ante el Barça se tratara, Roberto Di Matteo tiró de los apuntes del ex entrenador del Chelsea y ahora del Madrid para colocar una muralla delante del área e impedir que el Bayern de Múnich pudiera elaborar.



Aún así se acercaron y a punto estuvieron de marcar lo que hubiera podido ser una auténtica goleada. Sin embargo, los goles no llegaron hasta los últimos diez minutos. Primero Müller con la testa a centro de Kroos batió a Cech en uno de sus mejores partidos, y posteriormente fue Didier Drogba, el que a centro de Mata también batió a Neuer con la testa. Los tantos finales llevaron el partido a una prórroga que volvió a ser un monólogo del Bayern, el único que buscó la portería rival, pero sin encontrar premio. Robben tuvo la final en su zurda después de un penalti señalado por el colegiado de Drogba sobre Ribéry, pero Neuer acertó la dirección.

Los penaltis decidieron entrar en escena y aquello fue la perdición de los alemanes y el objetivo logrado de los "blues". La experiencia de hace cuatro años les valió de algo y excepto Mata, el resto no erró en ninguno de sus disparos, haciendo vales las paradas de Cech a Schweinsteiger y a Ólic. Drogba, que a punto estuvo de tirar la Champions con el penalti a Ribéry, acabó marcando el penalti definitivo.


Deja tu Comentario