2012-12-18 19:12 FC Barcelona Por: Administrador

El último éxito de Mourinho: desestabilizar al Castilla



Jose Mourinho no necesita enemigos externos para saciar su ansia de pelea. Con los de casa se basta. Desde que le montó el pollo a Alberto Toril, técnico del filial, el pasado 27 de octubre, el Castilla, que entonces figuraba en una tranquila novena posición en la tabla de Segunda A, ha descendido al decimoquinto puesto. Hasta el momento de la fricción el Castilla había sumado el 50% de los puntos disputados (15 sobre 30). De los 24 puntos que el Castilla ha disputado desde entonces, sólo ha conseguido 6, con cuatro derrotas, tres empates y únicamente una victoria. Y lo que tenía que ser un año tranquilo de consolidación puede convertirse en una temporada dramática luchando por evitar el descenso.

Si lo que Mourinho pretendía era desestabilizar al Castilla y generar un estado de nerviosismo entre sus técnicos y jugadores, lo ha conseguido. Misión cumplido. Un éxito más para añadir a su historial de "técnico top". Los "mierdas" son los otros. Mourinho dio a entender que no confiaba en los jugadores del filial porque eran demasiado veteranos y no jugaban en las posiciones que a él le interesaban. Se refirió a Nacho, que jugaba en el Castilla como central y él sólo lo quería como lateral. También se quejó de que Rodríguez, de 17 años, jugaba poco porque otros de 25 ocupaban su lugar. También mantiene arrinconado a Jesé, la perla con mayor proyeccción de la cantera blanca,  quien el portugués parece haber enviado una maldición. Lo cierto es que su meteórica proyección ha sufrido un parón en seco.



Mourinho está privando además al Castilla de Morata y Nacho, en muchas ocasiones para ni siquiera convocarles para el banquillo del primer equipo. Ni come ni deja comer. Incluso a los suyos. Porque se supone que el Castilla es de los suyos, aunque no lo parezca.

 

Deja tu Comentario