2013-01-23 11:01 Real Madrid Por: Administrador

El último gesto de Mourinho por la unión de su equipo



Se trata del "pacto de Valencia". Mourinho quería haber concentrado a sus jugadores durante varios días en la ciudad levantina, debido a que, del domingo a hoy miércoles iban a tener lugar dos choques entre su equipo y los chés en Mestalla. Algo así como una mini-pretemporada.

Lo cierto es que dos partidos en tres días contra el mismo rival podían hacer pensar que se trataba de una idea sensata, pero a la plantilla no le pareció nada bien el asunto. Ellos no querían quedarse. ¿Qué ha hecho Mourinho entonces? ¿Enfadarse? ¿Obligarles? Nada más lejos de la realidad. Tras consultar y pulsar la opinión de sus jugadores, decidió dar marcha atrás con su idea.



El pacto, claro está, exigía que a cambio de esta concesión, los futbolistas, que no habían cuajado precisamente una buena primera parte de Liga, tenían que dar la cara el pasado domingo. Y vaya si la dieron. El 0-5 hizo recordar al equipo de los récords del año pasado. Y eso Mou sabe valorarlo. Ahoca tocará dar el callo en la vuelta de Copa.

Sin enfados y discusiones. Hablando. Esas son las nuevas premisas y eso es lo que se hará de aquí al final de la temporada. Episodios como la reunión de CR7 con los futbolistas para explicar su bronca con el técnico y pedirles perdón, declaraciones como las de Iker Casillas a pesar de su suplencia y confesiones sobre conjuras en el vestuario por parte de Sami Khedira evidencian que hay voluntad de arrancar, de cambiar, de arreglar las cosas. A pesar de las diferencias. Y sí... por encima de diferencias personales, la plantilla está con Mou.


Deja tu Comentario