2012-05-09 19:05 Real Madrid Por: Administrador

El último gran gesto de Raúl González



Hace unas semanas el presidente del San Cristóbal lanzó un mensaje muy crudo para todos los vecinos del barrio madrileño: “Si no reunimos 4.000 euros de aquí al 30 de junio, desapareceremos”, esgrimía Pedro Albares Iniesta.

A casi 1.800 kilómetros de distancia las cosas eran muy distintas. Raúl González Blanco volvía a poner un punto y seguido en su carrera. Hace 17 años partía de San Cristóbal al Bernabéu, ahora le tocaba hacer lo propio de Gelsenkirchen a otro lugar, pero sin olvidar sus orígenes. El Madridista tuvo tiempo de llamar a su representante, Ginés Carvajal e intentar poner su granito de arena para que el San Cristóbal no desapareciese.



Dicho y hecho. Raúl pagó íntegramente la deuda del club madrileño que le vio nacer y garantizó la supervivencia del club sin riesgos al menos hasta final de temporada, como ha confesado el presidente de la institución: "Me han comunicado que ha enviado el dinero y es una satisfacción. Raúl lo es todo para este barrio. Pero le pedimos algo más. Que venga un día por aquí para poder abrazarle, hablar con él, recordar los viejos tiempos...".

Raúl ha vuelto a ser el ejemplo que todo el madridismo adoró y adorará durante décadas. Ese futbolista tenaz en el campo y fuera de él. Un pulmón insaciable de fútbol que no se resigna a  apagar su estrella. 


Deja tu Comentario