2012-04-30 16:04 FC Barcelona Por: Administrador

El único título que faltaba en el Museu del Barça



Wilde ha sido el encargado de inaugurar el marcador cuando los últimos asistentes todavía estaban tomado asiento. Una gran jugada colectiva ha terminado con el tanto del que parece que nunca esté pero que siempre marca la diferencia. La grada, plagada de barcelonistas, se ha vuelto loca con el tanto que dejaba claro quién iba a mandar en el partido, en la gran final. Sin embargo, el encuentro no ha acabado siendo nada fácil. Los rusos estaban tocados con el primer tanto pero han seguido peleando y aguantando el chaparrón durante gran parte del partido.

En la segunda se acabó. Lin a los cuatro minutos ha ampliado la ventaja en el marcador con un segundo gol que ha machacado al rival. Con la afición encima, el Barça se ha hecho con el control del juego y del reloj, controlando y esperando que pasara el tiempo mientras los de Moscú intentaban penetrar en la defensa. Una zaga fuerte y contundente que parecía inexpugnable.



Pero a cuatro del final el partido se ha opuesto al rojo vivo. Rómulo ha recortado diferencias en el marcador y los rusos se han crecido. Rómulo la ha vuelto a tener pero el balón se ha ido por encima de la portería. Los dos minutos finales han sido de infarto. El Dínamo ha sacado al portero-jugador en busca del empate a la desesperada, lo que ha aprovechado finalmente el Barça para rematar el partido con el 3-1 a manos de Jordi Torras. El tiempo ha sido insuficiente para más y el Barça ha ganado su primera Champions League para la sección de fútbol Sala. Otros no podrán decir lo mismo.


Deja tu Comentario