2015-04-02 17:04 Real Madrid Por: Administrador

El vía crucis de Iker Casillas




Por suerte o por desgracia, eso siempre lo dejo a gusto del lector, vivimos en un país donde la envidia es el deporte favorito para muchos que tapan su mediocridad parapetados en críticas injustificadas para poder alcanzar su satisfacción personal.  Todo esto viene a cuento del linchamiento público que viene sufriendo Iker Casillas desde aquel 22 de diciembre de 2012, cuando Mourinho decidió sentarlo en el banquillo de la Rosaleda. Desde aquella tarde invernal, muchos se apuntaron al carro de la crítica destructiva, insultante e incluso personal, hacía un mito del fútbol español, y mundial. Desde aquel día, muchos mediocres alcanzaron su gloria viendo hundido a Iker, olvidándose por completo de que él fue parte más que importante en los grandes logros, no sólo del Real Madrid, sino que también de la Selección Española, porque sólo basta con echar la vista atrás para darse cuenta de la importancia de la presencia de Iker en tantos y tantos títulos.

A los desmemoriados sólo les recordaré el caminar por el desierto que tuvo que vivir el Real Madrid hasta que encontró un portero de garantías y de la estabilidad que otorgó en su momento Paco Buyo. Desde la retirada del gallego y hasta el aterrizaje del imberbe Casillas en San Mamés, pasaron por la portería un total de cinco guardametas, y casi todos sembraron dudas, incluso alguno de ellos todavía se puede preguntar cómo llegó a jugar en el Real Madrid…pero eso es otra historia.



Si bien es cierto que quizás el nivel de Casillas no sea el mismo que aquel que le permitió coronarse como “El Santo”, no es menos cierto que Iker sigue siendo el mejor portero del fútbol español, a pesar del calvario que vive el de Móstoles con ese eterno debate que parece instalado entre afición y algunos sectores del periodismo.  Cuestionar a uno de los mejores porteros de la historia del fútbol mundial, sólo pasa en España. En Inglaterra o en Italia, nadie dudaría de Iker, todo lo contrario, pero en este país, si vuelas bajo siempre hay alguien dispuesto a matar, olvidándose muchos de ellos que Iker lo ha dado todo por una camiseta y un escudo, que al igual que su carrera, ya forma parte de la historia del fútbol mundial.

 

@jmanuelariza




Deja tu Comentario