2013-04-18 09:04 FC Barcelona Por: Administrador

El villarato blanco vuelve a golpear en la Liga



El Comité de Competición ha estimado las alegaciones del Real Madrid y ha dejado sin efecto la amonestación mostrada a Luka Modric frente al Athletic en San Mamés, ya que en las imágenes aportadas por el club "se aprecia inequívocamente que en la acción objeto de controversia el balón golpea en la cabeza del jugador, no en su mano, como por error material manifiesto se refleja en el acta". Resulta curioso que las evidencias de las imágenes sólo sirvan para beneficiar al Real Madrid y nunca para hacer justicia a las reclamaciones de los demás. Las imágenes han demostrado muchas cosas, desde agresiones cometidas por jugadores del Real Madrid que quedaron sin sanción -por ejemplo el pisotón de Pepe a Messi- a penaltis de libro que los árbitros no quisieron pitar. En esos casos, el Comité se limitó a dar por buenas las decisiones de los colegiados. Es la doble vara de medir que existe en el fútbol español. Una para el Real Madrid. Otra para los demás.
 
El caso del Valladolid
Hace exactamente una semana ell Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol acordó desestimar el recurso presentado por el Real Valladolid en relación al saque de banda del partido disputado por el Valencia CF y Real Valladolid que dio inicio a la jugada del gol del triunfo del Valencia (2-1), pese a reconocer el error arbitral en dicha acción. Las imágenes, como en San Mamés, eran evidentes. El error arbitral, monumental, pero el Comité de Competición no ha movido un dedo para hacer justicia con el Valladolid. Eso queda reservado exclusivamente para el Real Madrid.

«No hay lugar a acordar consecuencias disciplinarias frente al colegiado del partido correspondiente al Campeonato Nacional de Liga de Primera división, disputado el día 7 de los corrientes entre el Valencia y el Real Valladolid, sin que resulte oportuna la retroacción o repetición parcial del citado encuentro», fue la respuesta del fallo de Competición hecho público por la RFEF.

El Valladolid reclamó justicia en base a la evidencia de unas imágenes que confirmaban que el árbitro se equivocó gravemente en contra de sus intereses. El colegiado instó a un jugador del Valladlolid a sacar de banda, lo hizo uno del Valencia en su lugar, el árbitro no invalidó la acción y la jugada acabó en el gol de la victoria del Valencia. Ni caso a las reclamaciones del Valladolid. Sin embargo, si es el Real Madrid el que protesta, el mismo comité no tiene ningún inconveniente en desautorizar a los árbitros levantando castigos a los jugadores madridistas sancionados. Pasó con Arbeloa recientemente y ha vuelto a suceder ahora con Modric.



La sombra de Florentino Pérez es alargada y las palmas, palmitas de sus mariachis también.

 

Deja tu Comentario