2012-03-12 23:03 Real Madrid Por: Administrador

El Villarato existe y el Barcelona sigue robando



El Barça tiene lo que quiere, más ayudas arbitrales. La campaña de descrédito lanzada desde la Ciudad Condal para intentar sacar algo positivo de las jornadas ligueras que restan en el campeonato doméstico parece que están surgiendo efecto. Los diez puntos que el Real Madrid saca de ventaja a los azulgranas escuecen y mucho en el seno culé, los cuales ven cada día más cerca el fin de ciclo y temen por ello. Así, el manual del ‘buen piscinero’ se volvió a ver en El Sardinero. Cesc Fábregas volvió a tirar de repertorio ‘made in La Masía’ para dar tranquilidad a los suyos en un partido bastante igualado hasta ese momento.

Tras el regalo al Barcelona Pique no colgó nada en su Twitter. Ningunos puntos suspensivos que hablaran del claro regalito del trencilla a los azulgranas. Asimismo, Guardiola, que en los últimos tiempos ha cambiado su discurso, como bien ha señalado José Mourinho, dejó en rueda de prensa clara su osadía e ironía: "Ya lo veremos por televisión. No creo que esa jugada haya sido determinante porque hemos controlado el partido en líneas generales". El entrenador azulgrana ya no se mostraba tan enérgico y encendido como en otras ocasiones. Las ayuditas que reclamaban siguen llegando envueltas en papel de regalo. Aquí están las imágenes Pep. El penalti a Cesc es inexistente. Un invento más de un Villarato que sigue muy vivo pese a que en Barcelona intenten ocultarlo.



Los azulgranas ven muy complicado alcanzar al Real Madrid. Loa blancos no fallan y el discurso de las últimas semanas ha ido in crescendo desde la Ciudad Condal para intentar desprestigiar a los blancos y ocultar sus debilidades. Quieren más Villarato, como clamó su presidente, Sandro Rosell a Ángel María Villar, y este fin de semana han tenido una buena dosis que les sigue dando pequeñas esperanzas para alcanzar al Madrid, algo que se atisba sumamente complicado. Los merengues no fallan, ni en partidos complicados como el del Villamarín. Los blancos tiene la Liga en su mano, e incluso podrían permitirse tres derrotas fuera de casa hasta el final del campeonato para proclamarse campeón de Liga, más y cuando estos siguieran haciendo del Bernabéu un fortín inexpugnable, como ha ocurrido hasta la fecha, donde solo han dejado escapar tres puntos de treinta y nueve posibles.

En las últimas semanas en Barcelona han querido tapar las ayudas arbitrales que han tenido durante todo este tiempo con escusas banales y sin lógica para intentar empequeñecer el gran momento de forma de su eterno rival, el Real Madrid, pero poco a poco la verdad sale a la luz. El Villarato existe, en Santander se volvió a comprobar y parece que este seguirá así durante todo lo que resta de temporada. La dramatización de La Masía volvió a relucir y a dejar claro que esto es lo que llaman seny, el engaño y el embuste.

Player Video...
//

Deja tu Comentario