2012-04-09 23:04 Real Madrid Por: Administrador

El Villarato pone en aprietos al Madrid



El Real Madrid no lo tendrá fácil. El arbitraje de Clos Gómez este pasado domingo ante el Valencia es un claro ejemplo de ello. El árbitro de los famosos ‘trece errores’, volvió al Bernabéu para consumar un nuevo robo ante 80.000 espectadores. Sí, el colegiado aragonés volvió a protagonizar una noche trágica llena de errores garrafales que consumaron un nuevo empate en territorio madridista.

Los blancos reclamaron hasta tres claros penaltis y una roja por falta fuera del área de Víctor Ruiz sobre Cristiano Ronaldo cuando este se plantaba solo ante Guaita. El árbitro y sus asistentes volvieron a ponerse una venda en los ojos y a obviar la mayor. No querían ver lo que sucedía, y es que las presiones desde arriba se han hecho constantes. Así, el Madrid ha sufrido tres empates en las últimas cinco jornadas con un claro protagonista, el árbitro.



El primer penalti reclamado por los blancos responde a un contacto dentro del área de Ricardo Costa sobre Cristiano Ronaldo. El luso no protestó, una amarilla más por esta situación le hubiese impedido jugar el derbi del próximo miércoles. En la segunda mitad, Benzema reclamó la pena máxima por un agarrón de Víctor Ruiz dentro del área, jugador que pocos minutos después zancadillearía a Cristiano Ronaldo al borde del área. Situaciones que Clos Gómez obviaría, como un nuevo agarrón de Víctor Ruiz sobre Cristiano dentro del área.

Tras el esperpento de Paradas Romero, ha llegado de nuevo el de Clos Gómez, y es que los de arriba se han empeñado en poner emoción al tramo final del campeonato liguero, perjudicando claramente los intereses del Real Madrid. Y es que sin la flagrante actuación de estos dos trencillas la distancia del conjunto merengue con el Barcelona sería de ocho puntos, en lugar de cuatro.

El Barça ya tiene lo que demandaba. “¿Qué quieres qué te dé, Sandro?” Le decía Villar al presidente culé. Ha costado su esfuerzo, pero Rosell ya tiene lo que quería, recortar por las buenas o por las malas la distancia con el Real Madrid. Pero lo blancos no se rinden. Lucharan contra viento y marea para hacer que al final de este campeonato la Liga sea suya y que nadie pueda ultrajar algo que se ha ganado a pulso jornada tras jornadas. El Real Madrid no ha perdido aún en la segunda vuelta, algo de lo que solo estos pueden presumir y es que los merengues tiene aún en sus manos el ganar o no este campeonato.



Aún quedan siete vibrantes jornadas por delante. El Madrid no arroja la toalla pese a la gravedad de los últimos acontecimientos y esta semana se antoja crucial para no perder comba antes de su visita al Camp Nou el próximo 21 de abril, así como para ganar moral ante las semifinales de Champions. Atlético de Madrid y Sporting de Gijón serán dos duros rivales de los blancos, encuentros que tendrá que solventar para seguir siendo el candidato número uno para ganar el campeonato. 


Deja tu Comentario