2016-02-11 13:02 FC Barcelona Por: Administrador

El virus Zika puede provocar un conflicto en el Barcelona



El FC Barcelona se plantea en este momento la conveniencia de permitir a Neymar y Luis Suárez disputar el proximo 25 de marzo el Brasil-Uruguay que se presenta decisivo para la suerte de ambas selecciones en la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2008. El virus Zika tiene la culpa. De la evolución de este problema sanitario desde hoy a la fecha del encuentro dependerá la decisión que adopte el club sobre ambos jugadores.

La reaparición de Suárez con su selección

Todo está preparado para que el día 25 de marzo Neymar y Suárez se enfrenten en un duelo fraticida en la defensa de sus respectivas selecciones. Para el delantero uruguayo el partido tiene una trascendencia especial, ya que significará su retorno a la selección charrúa después de la sanción de nueve partidos de suspensión que le impuso la FIFA en el Mundial de Brasil pronto hará dos años. En el FC Barcelona son conscientes de la trascendencia del partido, pero tambien están al corriente de los riesgos que se asumen dado que el escenario del Brasil-Uruguay será Arena Pernanbuco de Recife, justo en el epicentro de la zona de influencia del virus Zika. No hay que olvidar que la irrupción de este virus pone incluso en peligro la celebración de los Juegos Olímpicos que se organizan en Rio de Janeiro este verano. Algunos países, entre ellos Estados Unidos, han mostrado ya sus dudas a la conveniencia de enviar a competir a sus atletas a un país que presente un grave riesgo para la salud de sus atletas.

Negocian un cambio de escenario

Se trata de un virus que propaga el mosquito Aedes sin ofrecer ningún síntoma en su periodo inicial. Pero el virus se ha extendido en Brasil y las autoridades sanitarias internacionales están en estado de alerta. El clima tropical de la zona en donde se disputará el 25 de marzo el Brasil-Uruguay ha contribuido poderosamente en la propagación del brote del Zika, que no ofrece ningún síntoma especial al ser contraído. El Barça no desea equivocarse con una decisión precipitada e intenta negociar con la Confederación Brasileña de Fútbol el cambio de escenario. De cualquier forma, sólo cederá a sus dos estrellas si se le ofrecen las máximas garantías de que no se exponen a ningún peligro acudiendo a la disputa del encuentro.  

Deja tu Comentario