2015-03-19 23:03 FC Barcelona Por: Administrador

En Alemania encajan mal el barcelonismo de Guardiola



Pep Guardiola asistió anoche al Camp Nou para presenciar el partido que enfrentaba al FC Barcelona con el Manchester United en los octavos de final de la Champions League. El objetivo era tomar notas de uno de los posibles rivales del Bayern en el bombo de la UEFA que mañana sorteará los cuartos de final de la Champions League. Pero en realidad Guardiola no tomó ni una sola nota. Se sentó en las localidades que tiene su familia, como abonados del Camp Nou, y se dedicó a disfrutar del partido, especialmente de Leo Messi, a quien conoce muy bien.

Pep no aceptó la invitación de Bartomeu para acudir al palco. Prefirió estar entre el público, mucho más relajado. Tanto, que olvidando que las cámaras estaban pendientes de él, no pudo evitar gestos de admiración y de júbilo ante determinadas jugadas de "su· equipo, el Barcelona. Se echó las manos a la cabeza ante un caño de Messi, como no pudiéndoselo creer y no dudó en aplaudir el gol de Rakitic. Las imágenes han llegado a Alemania y les han sacado punta. No ha gustado que siendo entrenador del Bayern se decante tan claramente por el Barcelona y quien más quien menos en Múnich tiembla ante la posibilidad de que el sorteo depare un Bayern Múnich - Barcelona. ¿Se pondrá a aplaudir Guardiola a Messi? Es lo que temen en Alemania.




Deja tu Comentario