2013-03-01 21:03 FC Barcelona Por: Administrador

En busca de otro contundente 2-6



El Bernabéu puede ser el escenario de una masacre si el Barcelona eleva el tono de los últimos partidos. Tito, Roura y los jugadores se han conjurado para repetir el 2-6 con un resultado similar. Se trata de dar un golpe de autoridad en la Liga para dejar bien claro quién es el mejor, aunque con 16 puntos de ventaja, las cosas están ya bastante claras.

El Barcelona considera que el estadio madridista es ideal para recuperar el nivel de juego que de aquí a mayo tiene que ir a más y debe concluir con la obtención de la quinta Champions League. Pero antes hay que eliminar al Milan. Para ello, el partido del Bernabéu será una buena prueba de fuego, como un entrenamiento, habida cuenta de que desde que Mourinho se sienta en el banquillo blanco se han jugado siete clásicos ahí y el Madrid sólo ha ganado una vez, esta temporada en la Supercopa por 2-1. Los otros resultados, tres empates y tres victorias blaugranas. 12 goles a favor y 8 en contra. Es como si el Barça jugara en casa.



El último precedente en Liga fue el pasado año y acabó en 1-3, el mismo del Camp Nou el pasado martes. La diferencia es que, a diferencia de lo que pasó el martes, el resultado del Bernabéu no levantó euforias, se enmarcó dentro de la normalidad. Y es que en los últimos 9 clásicos disputados en el Bernabéu desde 2008 el Barça ha ganado ahí 5 partidos, ha empatado 3 y ha perdido 1. Con 20 goles a favor y 10 en contra. ¿Puede darse un mayor desequilibrio entre ambos equipos? La hegemonía blaugrana ha marcado siempre su ley en ese estadio que ya se ha acostumbrado a perder cuando tiene el Barça delante.

Y mañana más. El Barça buscará otro contundente 2-6, que es exactamente el doble que 1-3. Lo cierto es que el Real Madrid intenta arañar una pequeña porción de hegemonía al Barcelona, pero los cambios de ciclo se dan con 5-0 y 2-6. Mientras no llegue eso, el fútbol en España y en el mundo bailará al son que marque el Barça. Y los 16 puntos están ahí, los ve todo el mundo, como diría Karanka.


Deja tu Comentario