2011-02-21 14:02 FC Barcelona Por: Administrador

En contra del Barça, sí. A favor, no.



La actuación del árbitro del encuentro de ayer entre el FC Barcelona y el Athletic Club, el señor Ramírez Domínguez, fue totalmente nefasta. Hubo dos acciones muy parecidas en ambas áreas, y el rasero aplicado por el colegiado no fue el mismo, en una señaló penalty y en la otra no.

El colegiado sí vio un penalty de Sergio Busquets sobre Fernando Llorente nada más empezar la segunda parte. Parece que aunque el catalán toque balón, también arrastra el tobillo del delantero rojiblanco.

Por otro lado, no señaló penalty  después de que Messi realizara uno de sus particulares slaloms y fuera derribado por Javi Martínez dentro del área. Era el minuto 59, con empate a uno en el marcador, y después de que el argentino nos deleitara con una jugada que hubiera dado la vuelta al mundo.

El penalty era clarísimo, mucho más claro que el señalado minutos antes en el área del FC Barcelona, pero en esta ocasión, Ramírez Domínguez no decretó nada punible en esa acción. La indignación del aficionado fue mayúscula, y lo manifestó sacando los pañuelos. A pesar de ello, las protestas azulgranas no surtieron efecto.




Deja tu Comentario