2013-08-26 12:08 FC Barcelona Por: Administrador

En defensa de el Tata



Alguna gente, en Madrid, ha estado todo el verano sufriendo por si con la llegada de Ancelotti y Martino a los banquillos de Barça y Madrid, se les terminaba el chollo de los ataques directos al entrenador blaugrana de turno. Por esto, se han lanzado encantados de la vida al cuello de el Tata a la primera que han podido y ha sido por decir que gastar 100 millones de euros en Gareth Bale es una falta de respeto.

Se mire por donde se mire, gastar 100 millones de euros en algo que no es imprescindible es una barbaridad en una época de crisis como la que vivimos. Una falta de respeto a tanta gente que lo pasa mal.



Pero no es la peor falta de respeto que se hace desde Madrid. Estos días se intenta justificar la cifra comparándola con alguns fichajes azulgranas. Siempre salen los mismos nombres: Ibrahomovic, Chigrinsky, Hleb, Keirrison... Una falta de respeto que se hace al sentido común y a la verdad. Para empezar, con las cifras del fichaje de Ibra. El Barça pagó con dinero 40 millones de euros, no los 69 que, por ejemplo, dice el señor Tomás Roncero. Unos 29 millones de más que suma al periodista y que son lo que por él valía Samuel Eto'o, que se fue al Inter junto a los 40 millones.

Y es que haciendo números, se tienen que sumar casi todos los malos fichajes del Barcelona para llegar a la cifra de 100 millones gastados: Chigrinsky, 25 kilos; Ibra, 40; Martín Cáceres, 17; Hleb, 16, y Keirrison, 14, suman tan sólo 2 millones más que Bale.

De todos modos, estas cifras no sirven para nada, porqué si sumamos los 65 millones que costó Kakà al Real Madrid, quizá tendríamos que ir a buscar jugadores de la época de Joan Gamper para poder sumar tales cantidades de dinero.



100 millones por un jugador que no ha ganado nada y que no está ni entre los diez mejores de la Premier League. Un despilfarro y una falta de respeto como una casa.


Deja tu Comentario