2015-12-21 15:12 FC Barcelona Por: Administrador

En el Barça aplauden con las orejas los castigos a Blatter y Platini



El castigo de ocho años de suspensión en sus funciones que la propia FIFA ha aplicado sobre su presidente, Joseph Blatter, y sobre el presidente de la UEFA, Michel Platini, ha sido recibido con tanta satisfacción en el FC Barcelona que sus directivos, aunque no lo hagan público, aplauden con las orejas. Dice el refrán que "a cada cerdo le llega su San Martín". En el Barça consideran que tanto Blatter como Platini han recibido su merecido. Y han pasado de sancionadores severos contra el Barça por mimar la cantera y lucir esteladas en la grada a ser juzgados de manera implacable. La noticia ha sido recibida con satisfacción en el FC Barcelona porque se consideraba que con ambos presidentes era muy difícil avanzar tanto en el caso de la cantera como en el de las banderas independentistas. Ahora, los garantes del respeto, el fair play y la limpieza han sido descubiertos jugando sucio y sancionados por sus actos corruptos. Lo que ha sabido a poco es la multa de 50.000 francos suizos a Blatter y de 80.000 a Platini por ejercer la corrupción. Muy poco comparado con los 40.000 euros impuestos al Barça por mostrar banderas independentistas de forma pacífica en la grada.  De cualquier forma, ambos quedan desactivados en su carrera como dirigentes deportivos para satisfacción del FC Barcelona, que vivía enfrentado a ambos, que han sido acusados de romper el código ético y de pagos desleales relacionados con los derechos de televisión cedidos a la Concacaf velando por sus intereses particulares y cediendo por 250.000 dólares el Mundial de Sudáfrica y por 350.000 el de Brasil, que luego generarían una importante comisión por la reventa de dichos derechos cifrada en 20 millones de euros. Curiosamente, Blatter ha sido castigado por el Comité de Ética que él mismo creó y al que ahora llama "inquisición". Poco le importó a Blatter la actuación de la "inquisición" de la FIFA cuando se cebó de manera injusta y desproporcionada contra el FC Barcelona, el club más valioso de la FIFA durante el siglo XXI. A Platini se le acusa de haber recibido del propio Blatter 1,8 millones de euros por trabajos realizados entre 1999 y 2002 y de difícil justificación. El FC Barcelona espera ahora que con nuevos interlocutores el club obtenga de los organismos internacionales el respeto que merece y sea más fácil llegar a entendimientos.

Deja tu Comentario