2011-08-30 13:08 FC Barcelona Por: Administrador

En el duelo Cristiano Ronaldo-Messi gana el Barça



Cristiano Ronaldo se puso las botas en la pretemporada marcándole siete goles a los chinos y demás sparrings que el Madrid preparó para hacerse el verano más llevadero. Es decir, hasta la Supercopa de España, en el duelo particular entre CR7 y Messi, ganaba el portugués por 7-0. Pero llegó el partido del Bernabéu, Messi dejó las chancletas en la taquilla, se puso las botas y anotó, pero Cristiano no. Y llegó el partido del Camp Nou y Cristiano marcó, pero el argentino hizo doblete. Es decir, 3-1 en su duelo particular, con la salvedad de que Messi participó en todos los goles que el Barça le endosó al Madrid (cinco), en tres como ejecutor y en los otros dos dando las asistencias. Aquí está la diferencia que separa a ambos. Uno vive obsesionado con el gol y le cuesta reprimirse para no disparar a puerta en cuanto recibe el balón a 50 metros de portería. El otro, el blaugrana, vuelca todo su talento en ayudar a su equipo. Le da igual marcar él o ayudar a marcar a un compañero. La imagen de uno de los goles de Messi a Casillas, con Cristiano Ronaldo de testigo y arrodillado en el suelo refleja el contraste entre el talento aprovechado y la impotencia de quien quiere, pero no puede.

Al final, para no perder la costumbre, la supercopa fue para el equipo en el que juega Messi. Luego el Madrid jugó el trofeo Bernabéu, en el que CR7 no marcó, y Messi jugó media hora del Gamper. Lo suficiente para ayudar a Pedro a marcar y para anotar él otro doblete. Ya estamos en 5-1. Luego llegó la Supercopa grande, la de Europa, en donde Messi también marcó y colaboró con el segundo título blaugrana de la temporada: 6-1. Tras la primera jornada de Liga y los tres goles de Cristiano Ronaldo y los dos de Messi las cosas quedan: 8 goles Messi - 4 goles Cristiano Ronaldo. Y si contamos sólo los goles conseguidos en partidos oficiales: Messi, 6 - Cristiano Ronaldo, 4.



Pero hay más, si nos ceñimos exclusivamente al primer partido de liga que han disputado ambos cracks, pueden extraerse conclusiones muy interesantes. Cristiano Ronaldo necesitó de 14 disparos a puerta para lograr 3 goles (20% de efectividad). Messi, por su parte, chutó 5 veces y logró 2 goles (40% de efectividad). Además, el argentino dio una asistencia de gol por ninguna el portugués, que como en años anteriores demuestra su ansiedad por marcar, marcar y marcar, lo que está muy bien para su tarjeta de presentación, pero habrá que ver hasta qué punto eso beneficia a su equipo. De momento, lleva dos años en España y no ha logrado ninguna Liga, porque las dos las ha ganado Messi. Y esto ha comenzado con tintes muy parecidos a las de los últimos años de clara hegemonía blaugrana en España y en Europa.


Deja tu Comentario