2015-05-08 16:05 Real Madrid Por: Administrador

En el Real Madrid Pep Guardiola ya estaría en la calle



Sergio Marco

Un día a Bernd Schuster, entrenador entonces del Real Madrid, le dio por decir que "es imposible ganar en el Camp Nou". A las 24 horas estaba cesado. Para el Real Madrid no hay nada imposible. Se podrá ganar o se podrá perder, pero un equipo que se tiene por grande no puede acudir a ningún campo con la convicción de que es imposible ganar.



Pep Guardiola imitó a Schuster en su visita reciente a Barcelona. Y se rindió 24 horas antes del partido diciendo que "a Messi es imposible pararle". ¿Qué pensarían sus jugadores ante esta rendición en toda regla? ¿Qué pensarian los directivos que le ficharon para evitar precisamente situaciones como ésta? Si Guardiola es el segundo entrenador mejor pagado del mundo es  para que encuentra fórmulas que le permitan superar cualquier imponderable, como puede ser Messi. Para rendirse ante Messi cualquier entrenador sirve.

Es fácil imaginarse a Boateng, después de su ridículo en el segundo gol de Messi, pensando que no debe preocuparse por su error ya que el jefe había avisado de que era imposible frenar a Messi. Por tanto. la conciencia bien tranquila.

Gattuso sí sabe cómo parar a Messi



Genaro Gattuso, ex jugador del Milan y ahora entrenador, ha respondido a la pregunta sobre cómo frenar a Messi: "quizás con un marcaje al hombre y dándole alguna que otra patadita". No se trata de dar pataditas, pero el fútbol lo juegan humanos y entre humanos siempre hay soluciones. Y si no que se lo pregunten a Joachim Low en la final del Mundial que enfrentó a Argentina con Alemania. Ese día Messi no existió. Fue posible pararle. Y sin patadas. Que pregunte Guardiola a Low, que lo tiene bien cerca. O a Jupp Heynckes, el técnico del 7-0 al Barça de hace dos años. A lo mejor necesita un repaso técnico para poner al día sus conocimientos tácticos. La historia de los últimos diez años está llena de grandes partidos de Messi y también de grandes desapariciones, lo que prueba que se le puede parar... si se quiere.

Queda claro que Pep Guardiola, como Schuster, no serviría para entrenar al Real Madrid.


Deja tu Comentario