2011-10-25 22:10 FC Barcelona Por: Administrador

En estos campos se gana la Liga (0-1)



Como en los viejos tiempos, cuando todo era posible en Granada, el Barça se ha enfrentado a un rival agresivo que ha llevado el juego a su terreno, el del intercambio de golpes. El equipo local ha renunciado desde el primer momento a elaborar fútbol ofensivo y se ha limitado a defender el empate con la esperanza de sorprender a los blaugrana en alguno de los contados contragolpes que ha intentado.

Sin embargo, como ya es habitual, el Barça jugaba y el Granada miraba. Hasta que ha llegado el gol de Xavi, en un lanzamiento de falta ejectuado magistralmente en el minuto 33. Entonces el Granada ha optado por dejar de mirar y tratar de asustar a los jugadores del Barcelona intensificando su nivel de agresividad. El partido se ha tornado tosco, trabado y sin opción para el espectáculo.



El partido se ha convertido en un toma y daca en el centro del campo. El Barcelona controlando el balón y defendiendo el resultado, y el Granada repartiendo a la espera de un golpe de fortuna que no llegaría. Muñiz Fernández no ha tenido más remedio que sacar el tarjetero y ha expulsado a Fran Rico (minuto 52) y Dani Benítez (minuto 92) por doble amonestación. La segunda de éste muy curiosa. El árbitro señala un fuera de juego flagrante, de metros, y éste, enfadado con la decisión arbitral, envía el balón a 50 metros. Y luego se sorprendía por ver la cartulina amarilla.

Lo peor, la lesión de Pedro

La agresividad granadina (8 tarjetas amarillas) se ha cobrado la víctima de Pedro, que ha sido objeto de un pisotón que le ha impedido girar el pie sobre la hierba y le ha ocasionado una lesión que en este momento está siendo examinada por los médicos. Todo un contratiempo para el Barça, al que sólo le quedan sanos y salvos dos delanteros (Messi y Villa) de la plantilla profesional. El Barcelona se ha contagiado del juego brusco local y ha visto cuatro tarjetas amarillas (Alves, Busquets, Cuenca y Keita), una cifra que nada tiene que ver en el exquisito comportamiento que muestran habitualmente los futbolistas blaugrana que hoy vestían de negro. En su defensa hay que decir que los jugadores del Granada recurrieron al teatro para conseguir el castigo a sus rivales.



La nota posiitiva, el debut de Isaac Cuenca en la Liga como titular. Una muestra más de la fe que Pep Guardiola tiene en los productos de la cantera blaugrana, para vergüenza de otros que sólo saben alinear a futbolistas que se han puesto a sus órdenes después de sacar el talonario.

0-1, un partido con poca historia en el que sólo se ha echado en falta el gol de Messi, que ya lleva tres partidos consecutivos sin ver puerta. Como diría Mascherano, "no nos vamos a cortar las venas por eso". Pues no. Messi tiene crédito para eso y para mucho más.

 


Deja tu Comentario