2011-09-13 18:09 FC Barcelona Por: Administrador

En Madrid juegan sucio hasta con el juego limpio



Aún no se han acallado los ecos del tanganazo provocado por Marcelo en el Camp Nou que concluyó con el entrenador del Madrid mostrando su idea del fair play metiéndole el dedo en el ojo al ayudante de Guardiola, un técnico que ha ganado tantas Champions League como él, y en la capital ya se llenan la boca hablando del fair play del Real Madrid, ejemplo de juego limpio.

Y da la casualidad de que la clasificación oficial del Juego Limpio está encabezada por Osasuna y Athletic, con dos tarjetas, seguidos por Atlético y Málaga, con tres y, a continuación, Barcelona, Real Madrid y otros con cuatro. ¿Dónde está el liderazgo en juego limpio?



Hay que recordar que la temporada pasada, cuando el Madrid tocó fondo recurriendo a sus más bajos instintos para frenar al Barcelona, el equipo de Guardiola, además de acabar la Liga como campeón indiscutible con varias jornadas de margen, también se llevó el trofeo del fair play encabezando la clasificación con 100 puntos. En esa clasificación el Madrid ni hubiera jugado la Europa League, pues quedó séptimo, con 116 puntos. Esa es la aportación de Mourinho. Pero ahí no acaba todo, el filial blaugrana obtuvo también el título del juego limpio con 104 puntos, seguido del Numancia con 117. Es decir, doblete en deportividad y la constatación de que los valores que se enseñan en La Masía pueden ser luego trasladados al terreno de la competición, algo que es más difícil que suceda en el Real Madrid, que juega con más portugueses que españoles formados en casa.

También se sorprenden en Defensa Central de que Cristiano Ronaldo haya recibido seis faltas. Nada sorprendente si tenemos en cuenta que Messi ha recibido una menos habiendo jugado 62 minutos menos que el portugués. Y para redondear el panegírico, se atreven a poner como ejemplo de deportividad a Pepe ya que, por lo visto, en las dos primeras jornadas ha cometido pocas faltas. Que se lo pregunten a Casquero, que sigue vivo porque Dios es justo, o a Alves o a...

Tan indiscutible es que el Real Madrid cuenta con una plantilla de excelentes futbolistas capaces de alcanzar un nivel excelente en su juego como que Mourinho se ha empeñado en utilizar el recurso de la agresividad mal entendida para conseguir sus fines. Y este Madrid, el Madrid de Mourinho, no puede ser puesto como ejemplo de deportividad... si el tema se trata con seriedad.



 


Deja tu Comentario