2012-09-30 19:09 FC Barcelona Por: Administrador

En Madrid rabian por la superioridad del Barça



Todo el mundo vio que lo de ayer fue una remontada épica en toda regla. Los azulgranas gestionaron muy bien el partido y sobre todo Tito Vilanova, que supo hacer los cambios convenientes en cada momento. Ni ayudas arbitrales ni otras gaitas, la garra del Barça es la que ganó el encuentro. Porque lo de Cesc Fàbregas se ve claramente que fue una agresión en la cara, y lo de Thiago fueron unas manos totalmente involuntarias. Es el balón el que va a la mano, no la mano al balón, y es que Thiago ni se mueve en ese instante.

El problema es que ahora es al Barça a quien no se la pitan, no como ocurría el año pasado cuando se las perdonaban a Gonzalo Higuaín ante el Valencia en Mestalla, cuando evitó el gol del empate local con la mano en el último minuto: o a Pepe o a Sergio Ramos, que evitaron sendos goles del Getafe en acciones en las que, a diferencia de ayer, sí había intencionalidad por parte de los madridistas.



Pero, como decíamos, los argumentos ya no se centran sólo en lo que ocurre en el campo, sino fuera de él. Sólo así se explican los rumores absurdos sobre el posible mal rollo que mantienen Leo Messi y David Villa, algo que por otro lado se vio ayer que es más falso que un duro sevillano. Ellos fabricaron el tercer gol y nadie fue a reclamar el último pase. Lo que importa es la victoria y quién marque da igual. Es más, lo celebraron como nunca. La única explicación que nos queda es el complejo de inferioridad que tienen en Madrid, que ven como "Pito, Tito, o no sé cómo se llama este" les está pasando la mano por la cara en su primera temporada. Y es que es así como se devuelven los dedazos, a manotazos. Ojito que no les caiga otro el domingo que viene en el Camp Nou.


Deja tu Comentario