2012-11-06 09:11 FC Barcelona Por: Administrador

En Madrid se abre la veda contra Messi



Los mismos que miran hacia otro lado cuando Pepe hace de las suyas y justifican su violencia exacerbada en el campo precisando que fuera de él es una bellísima persona, son los que ahora condenan a Leo Messi al fuego eterno porque ante el Celta le dio un empujón a un defensor que llevaba un rato atizándole de lo lindo en los tobillos. Ese lance que llevaban meses esperando -desde el balonazo del Bernabéu- ha servido para destapar los más bajos instintos de quien no soporta la realidad de los ocho puntos y de quien revienta cada vez que ven al argentino levantar un trofeo de oro en forma de balón o de bota.

Por eso Leo Messi está recibiendo tratamiento de delincuente por un empujón que nada tiene que ver con una mano pisada alevosamente, un dedo en el ojo con premeditación y alevosía o cualquiera de las tarascadas a las que Pepe nos tiene acostumbrados. Anoche, en Punto Pelota, pudimos escuchar lo siguiente:



Ramos Marcos: "Yo no lo considero una agresión. Le mostraría amarilla por el gesto y nada más".
Iñaki Cano: "Que le de las gracias al jugador del Celta por no hacer teatro. si hubiera hecho como Cesc, igual habría sido expulsado".
Luque: "Si hay me lo hacen por la calle, considero que me han agredido. Es tarjeta roja".
Tomás Toncero: "Una vez más que le perdonan la roja. No sorprende esta imagen en Messi. Ya le hemos visto escupir, pegando pelotazos, es reincidente. No es un bendito".
Antonio Esteva: "Messi comete un error y además luego se encara. Es una agresión, si lo hace uno del Celta... pero hay que ver que provoca".
Gatti: "Hacía mucho que no le veía tan impreciso y tan torpe. Tiene privilegios".

Esto es sólo el comienzo de lo que le espera al Barça si se empeña en seguir ganando partidos y restándole emoción a la Liga. Desde Madrid ya se encargarán de buscarle alicientes a la competición. Lo de Messi es un aviso. Advertidos están.


Deja tu Comentario