2013-02-21 16:02 FC Barcelona Por: Administrador

En Madrid sólo el Barça da alegrías



 "Encantado de la vida, que es blanca y bella", escribía anoche Tomás Roncero en twitter. Uno no acaba de entender cómo puede ser la vida blanca y bella a 16 puntos del Barça en la Liga y a punto de ser eliminados de la Copa y de la Champions. El personaje se presentó en Punto Pelota vestido con la camiseta del Real Madrid, como un futbolista o como un forofo: "Quería ponerme la camiseta del único equipo que no tiene que remontar en Europa". Ni eso acierta. La derrota del Barça en Milán le ha trastornado hasta el punto de no saber que el Madrid necesita remontar en Old Trafford, como en el Camp Nou, porque el cero a cero con que empezará el partido les deja fuera en ambas competiciones. NI eso lo entienden. Deben ser los efectos de la euforia por la alegría que ha proporcionado el Real Madrid gracias a la victoria del Milan sobre el Barça.

Y añade Tomás Roncero: "Espero que la prensa catalana titule: Roura, qué malos sois". ¿Por qué? ¿Por perder en el campo del Milan? Los malos no son los que caen con la cabeza alta en uno de los grandes templos del fútbol europeo. Los malos son los que pierden ante equipos cuyo presupuesto no alcanza la ficha de una de las vedettes del Real Madrid.  Y en esta línea pregunta Siro López en twitter: "¿Tener la posesión de balón cuántos goles te da?" Pues da exactamente 3,33 goles por partido en la Liga (80 en 24 partidos), un promedio que, de mantenerse hasta el final, significaría el máximo registro goleador en la historia de la liga española. Da bastantes más goles que los que consigue la estrategia del patadón. Sólo eso. Eso y títulos, muchos títulos. 14 en 4 años, más lo que cuelga en forma a Mundial y Eurocopa, porque, que se sepa, Del Bosque no utiliza el sistema del patadón, que tanto gusta a Mourinho, para estar a la altura con la selección de los títulos y el juego del Barça en los últimos años.



Dijo Roncero en Punto Pelota: "El que, presuntamente, es el mejor jugador de la historia del fútbol como dicen en Barcelona, debe demostrarlo en San Siro, No contra el Levante, Betis, Sevilla o Zaragoza, que le tienen un trato casi reverencial e incluso los árbitros casi le piden autógrafos". Eso ha dicho Tomás Roncero en Punto Pelota. Eso ha dicho de un equipo que ha ganado tres de las siete últimas Champions League disputadas, arrollando en la final al Manchester United en dos de ellas, el mismo rival que está a punto de enviar al Real Madrid para casa en la presente edición. Mientras tanto, el Real Madrid ni estaba ni se le esperaba en los grandes partidos. Hay que tener cinismo para negarle el valor a los éxitos del Barça en los últimos años ensuciando su brillante historial con los árbitros, como haría cualquier vulgar Mourinho. Y hay que tener un déficit importante de deportivdad para no saber admitir que el rival puede ser mejor. El Barça lo hace. Lo hizo ayer en Milán. Pero eso, la deportividad, no tiene cabida en el catecismo que Mourinho ha impuesto al Madrid y a su entorno. Resulta curioso que no tengan valor los éxitos del Barça en la Liga, porque es tanto como reconocer que carece de importancia pasar por la piedra una y otra vez al Real Madrid. 14 títulos en 4 años ganó Guardiola. 3 títulos en 3 años va camino de conseguir Mourinho. Eso y los 16 puntos es lo que escuece. Pero antes que reconocer que el vecino hace las cosas con más cabeza, mejor lanzar sapos, y calumnia que algo queda.

Y ha añadido Roncero: "En el momento en el que llegan los italianos, que han leído que el Barça viene a pasearse con el mejor jugador de la historia, y se niegan a ponerle alfombra roja, Leo desaparece. Además ni le han dado ni una patada. Messi no ha encontrado ni una vía para superar a una defensa que no está precisamente catalogada como la mejor del mundo". Más de lo mismo. Ya es triste que el Milan sepa cómo dejar en pañales al Barça mientras el "imperial" Real Madrid, el del "mejor jugador del mundo" (?), no sea capaz de desnivelar a su favor los duelos con el Barcelona. ¿Además del Barcelona, el Borussia Dortmund o el Manchester United, también el Milan es mejor que el Real Madrid? ¿Por qué el Milan sabe ganar al Barça y el Madrid no? ¿Por los árbitros también? Además, parece dolerle a Tomás Roncero descubrir que no hace falta dar patadas para anular a Messi. Estaría bien que se lo explicara a Mourinho para que frene a Pepe, Arbeloa, Ramos y Xabi Alonso el próximo martes. No hace falta repartir garrotazos para ganar un partido. Basta con jugar mejor que el rival... si se sabe o se puede.

Y sigue Roncero: "El Barça no puede hacer como la madrastra de Blancanieves, mirándose al espejo y diciendo que no hay nadie más guapa que ella. El fútbol es emoción, ocasiones y gol. ¿Qué de todo eso ha hecho hoy el Barça?  Digamos la verdad: Messi y el Barça han fracasado". Si hay alguien que presume de guapa sin serlo es este Real Madrid que es fuerte con los débiles y débil con los fuertes. Si hay alguien que se pavonea es el que se hace llamar "The Special One", el que se considera "el más guapo, rico y bueno del mundo" y la prensa que habla de un Madrid "imperial" que en cuanto cruza los Pirineos se estrella. El Barcelona no fue a Milán presumiendo de nada. En esas cosas, y en otras, los putos amos están en Madrid, en donde dominan muy bien el arte del pavoneo. Y dice que Messi y el Barça han fracasado. ¿Por qué? ¿Porque han perdido un partido ante un equipo que ha ganado siete copas de Europa de forma legal? ¿Y Messi? ¿Ha fracasado por marcar más goles que nadie? ¿Tan alto concepto tendrá este hombre de Messi que no concibe que pueda acabar un partido sin marcar? Y si lo del Barça y lo de Messi es fracasar...¿cómo habría que calificar lo de este año del Real Madrid y Cristiano Ronaldo?



Y el que no se mira al espejo autoconvenciéndose de lo guapo que es, aunque el espejo intente hacerle ver la realidad, dice: "El año pasado Mourinho ya le dio un baño en la pizarra a Guardiola y Pep se fue a la Quinta Avenida de Nueva York. Guardiola es listo, vio que esto se venía abajo y se fue. Me consta que muchos jugadores del Barça están hartos de las portaditas de Messi. No saben si los demás pintan algo en ese equipo". Guardiola es listo y se fue. Tito Vilanova fue "tonto" y se comió el marrón: a 12 puntos del segundo, a 16 del tercero, con un pie en la final de Copa y otro en los cuartos de la Champions League.  Y mientras tanto, Mourinho presumiendo de Supercopa de España, este año, por real decreto, el título más importante de la temporada.

El Barça ha perdido un partido. Sólo eso. La grandeza de este equipo es tal que una derrota, que no es definitiva, puede producir movimientos sísmicos en la capital de España. Estas cosas sólo las puede generar un club que sea más que un club.

Gracias por la atención.


Deja tu Comentario