2011-09-20 18:09 FC Barcelona Por: Administrador

En Madrid vaticinan el fracaso de Cesc en el Barça



Está picando y mucho en Madrid el excelente rendimiento que está ofreciendo Cesc Fàbregas en el Barça. El Real Madrid intentó ficharlo sacando el talonario, que en eso Florentino Pérez es el mejor, pero el jugador le dejó con un palmo de narices anteponiendo sus sentimientos barcelonistas al oro merengue. Además, la posibilidad de trabajar a las órdenes de Mourinho y compartir vestuario con el más guapo, más rico y más bueno no debió seducirle mucho. Prefirió el Barça para jugar con amigos de la cantera -que son muchos-, disfrutar en el campo y ganar títulos.

La cuestión es que Cesc ya viste de blaugrana y, a diferencia de otros alemanes, turcos y franceses que ha fichado el Madrid, Cesc no sólo no se lesiona sino que se está hinchando a meter y a dar goles, mientras demuestra una sintonía excepcional con Leo Messi, con quien ya coincidió en el cadete blaugrana. De hecho Cesc y Messi ya han participado en 13 goles barcelonistas oficiales en lo que llevamos de temporada. El catalän lleva 3 goles en 3 partidos de Liga, y ya ha igualado la marca que cosechó el año pasado en la Premier con el Arsenal.



De los 9 goles que lleva marcados Messi, 3 han llegado a pase de Cesc. Y de los 4 tantos que ha anotado Cesc, 3 han sido servidos por el argentino.

Si el Barça ya daba miedo el año pasado, en esta temporada, con Cesc, produce tal pánico que a Mourinho no se le ocurre otra cosa para contrarrestar el efecto de su fichaje por el Barça que echar mano de la tangana y apoyarse en las salvajadas ya familiares de Pepe para intentar, sólo intentar, ganar los partidos.

Esa es la realidad, aunque algunos, como Defensa Central, pretendan maquillarla ofreciendo una patética esperanza al madridismo. Defensa Central le augura un triste y negro futuro a Cesc comparándole con Ibrahimovic. La argumentación es sencillamente aplastante: también Ibrahimovic empezó muy bien su temporada en el Barça y acabó despedido. Una razón de mucho peso, sí señor. Y ahora, a soñar con que se repita la historia. Lástima que no tengan en cuenta que, a diferencia de Ibrahimovic -un mercenario como casi todos los que forman la plantilla del Madrid-, Cesc es barcelonista, está en el Barça porque ha querido e incluso ha perdido dinero para cumplir su sueño.



Y otro dato que olvida Defensa Central: Ibrahimovic, mejor o peor, logró muchos goles y colaboró de forma decisiva en la consecución del título de Liga. Y eso, a pesar de todo, se lo ha agradecido el barcelonismo y hasta Pep Guardiola, con quien mantuvo diferencias. Y es que la palabra agradecimiento, como fair play y deportividad, sí figura en el diccionario blaugrana.


Deja tu Comentario