2012-01-13 00:01 FC Barcelona Por: Administrador

En Pamplona se la tienen jurada a Messi



La impotencia de los perdedores lleva a escenas grotescas como la que se ha vivido hoy en el campo de Osasuna. El público había pagado una entrada para pasar frío y tratar de ver buen fútbol en una eliminatoria carente de cualquier tipo de interés y emoción tras el 4-0 de la ida. Por eso  Guardiola, que reserva a buena parte de sus más cotizados hombres, pone a Leo Messi, el mejor jugador del mundo, en juego para dar satisfacción al público y tratar de ofrecer un punto más de espectáculo a los sufridos aficionados que se estaban aburriendo hasta ese momento. Pero el público, en lugar de agradecer el detalle, que le den la oportunidad de poder ver en directo al mejor futbolista de la historia, opta por abroncar a Messi,

¿Por qué? Por lo visto sentó mal en Osasuna que en las horas previas al partido de ida en el Barcelona se hablara de Messi como baja a causa de una gripe y que luego saliera al campo la última media hora para endosarle dos goles a los navarros. En Pamplona, después del 8-0 de la Liga y del 4-0 en la Copa, al que hay que añadir el 1-2 de esta noche, parece que no tienen muy claro que la diferencia entre Barcelona y Osasuna es abismal, que el Barcelona no necesita hacer trampas para ganar a Osasuna y que lo que se quiere dar a entender que hizo el Barcelona no puede estar más alejado de una trayectoria que habla de fair play y deportividad. Si Messi acabó alineándose ante Osasuna en el Camp Nou es porque evolucionó favorablemente durante la tarde.Y punto. Remover todo esto no conduce a nada.



De cualquier forma, Osasuna no tiene ningún derecho a quejarse por la alineación de un jugador rival. Que juegue o que no juegue es problema de su entrenador y de su equipo, así que están de más tantas protestas. A ver si a partir de ahora Guardiola deberá pedir permiso a los rivales para alinear a Guardiola. El pánico al Barça ha llegado a un punto que hasta se le censura a Guardiola por alinear a Guardiola.

Ver para creer.


Deja tu Comentario