2014-02-07 13:02 Real Madrid Por: Administrador

En Sport ya asumen el fin de ciclo del Barça



Josep María Casanovas, uno de los principales creadores de opinión en el entorno culé, admite en el artículo de opinión que hoy publica Sport que el ciclo de este Barcelona está viviendo sus últimos coletazos. Hasta en Barcelona tienen claro que el Real Madrid va a más, el Barça a menos y que el futuro es blanco. Así se explica Casanovas:

"COMIENZA EL DECLIVE. Lo decíamos ayer, el Barça camina peligrosamente por el alambre. Está vivo en les tres competiciones pero hay serias dudas de que el equipo tenga fuerza y competitividad para terminar felizmente la temporada. No es una cuestión de fe, es una cuestión de años. Este equipo ha sido el mejor de la historia pero ha iniciado una decadencia. Es ley de vida, el problema es no haber afrontado la renovación a tiempo. Un par de datos para confirmar la tesis de que el ciclo del mejor Barça de la historia ha comenzado un declive y vive de la inercia del pasado. Del Barça que conquistó la Champions en París en el 2006, con Rijkaard como entrenador, todavía continúan Valdés, Puyol, Xavi, Iniesta y Messi. Del equipo que levantó el trofeo de campeón en Roma en el 2009, con Guardiola como técnico, ocho jugadores continúan siendo habituales en el once titular: Valdés, Piqué, Puyol, Xavi, Busquets, Iniesta, Messi y Pedro. Es decir, cinco años después, más de medio equipo sigue siendo el mismo con el agravante de que tres de estos jugadores ya han pasado de los treinta años y otro los roza. Aquí radica una de las razones poderosas de que el Barça actual haya bajado su nivel de juego, su nivel de rendimiento. La historia demuestra que el ciclo de un gran equipo nunca dura cinco años, o se renueve a tiempo o se cae en el precipicio. Este es el riesgo. La secretaría técnica ha estado más preocupada en renovar a los jugadores que han hecho historia que en fichar recambios con garantías que aporten savia nueva y fuerza. Excepción de Neymar.



NI OPTIMISTAS NI PESIMISTAS. Caminar por el alambre significa que puedes caer a un lado o al otro, es decir, que estás tan cerca del éxito como del fracaso. De ganar a perder a veces va solo un partido o un gol de diferencia. No vemos al equipo con la fuerza de antaño pero somos conscientes de que los jugadores, llegado el momento decisivo, harán todo lo posible por conseguir la gloria. No somos ni optimistas ni pesimistas, somos escépticos, realistas. Nos haría muy felices que el Barça acabe ganando tres títulos. Pero pase lo que pase, es hora de adelantarse a los acontecimientos y hay que exigir al Barça que trabaje seriamente en potenciar a fondo el equipo. El ciclo está terminando; el proyecto no. De cara a la próxima temporada falta un portero de garantías, un central potente y alto, un centrocampista físico y un delantero centro goleador. No hablamos de uno o dos fichajes, hablamos de cuatro. Y si a cambio hay que hacer algún traspaso, tampoco hay que descartarlo. El resultado de final de temporada marcará la política a seguir. Pero tal como pinta, no bastará con las renovaciones".

El canguelo se apodera del entorno más fiel culé. Este Madrid da miedo.


Deja tu Comentario