2013-09-18 12:09 FC Barcelona Por: Administrador

Enric Masip dispara con bala contra Sandro Rosell



Al presidente del Barcelona, Sandro Rosell, le salen enemigos de todos lados. En medio de una discusión con Johan Cruyff, ahora es el excapitán y exsecretario técnico de la sección de balonmano, Enric Masip, quien ha cargado contra él.

Masip estalló en su cuenta de twitter y acusó a Rosell de maltratar a los iconos del club: "Qué cinismo tan grande invitar a Johan a la comida de directivas. No me lo puedo creer. No deben tener ningunas ganas pero piensan que así quedan bien", y añadió que "no lo puedes ver, lo pones a parir, pones en duda la insignia de presidente honorífico del Barça, le debes dinero a su fundación... ¿y le invitas?", en referencia a la comida entre las directivas del Barcelona y el Ajax.



Pero Masip no se quedó ahí y siguió atacando a Rosell en otros twits: "¿Sabéis cuál es el problema? Que algún iluso comparó la sapiencia de fútbol de Johan con la de Sandro, que todo era relacionado con Nike". "Tienes a uno de los mitos del mundo del fútbol, que a veces se equivoca como todos y, en lugar de hacer como el Madrid o el Manchester, le machacas".

Y siguió: "Los grandes clubes deben ser grandes para cuidar a sus iconos: Samitier, Ramallets, Kubala, Cruyff, Migueli, Guardiola... no los matamos nunca".

Enric Masip, amigo íntimo personal de Joan Laporta, se sube al carro de la división del barcelonismo posicionándose a favor de Johan Cruyff. Y también él está en campaña electoral. Ahora resulta que la decisión de Rosell de invitar a Cruyff a la comida de directivas con el Ajax, después de que Cruyff dijera que "en un Barça-Ajax yo voy con el Ajax", es censurable. Seguramente si no le hubiera invitado también lo censuraría. Es cuestionable si Rosell "queda bien" invitando a Cruyff. Lo que no es discutible es que Cruyff "queda mal" rechazando todos los puentes que le ofrecen para unir al barcelonismo, aunque a estas alturas de la película poco puede desunir quien cada vez tiene menos peso específico en la vida del club y no es más que un pasaje de la historia.



Por boca de la directiva de Sandro Rosell no ha salido una palabra contraria a Johan Cruyff. Éste en cambio, no deja de "poner a parir" a la actual directiva cada vez que abre la boca. Si alguien ha puesto en duda la insignia de presidente honorífico ha sido quien teniéndola la rechazó y la tiró en un mostrador. Y ése no fue Rosell.

Respecto a la comparación de sapiencias de Rosell y Cruyff baste el detalle de que en 2003 Cruyff quería reforzar al Barça con Albelda, Aymar y Angulo y Rosell impuso su tesis y trajo a Ronaldinho. El Barça ya estaba harto de Romeritos, Escaichs, Exkurzas, Kodros, Jordis y Angoys. Afortunadamente Laporta no hizo caso del gurú y no le fue mal.

No es culpa del FC Barcelona que Johan Cruyff prefiera disparar contra el Barça que unir sus fuerzas al club. Es el único ex jugador que está peleado con la directiva. También está peleado con el Ajax y con todo aquel que no le ríe las gracias. Tampoco puede poner Masip como ejemplo de trato a sus ex al Real Madrid. Las salidas de Raúl y Valdano lo confirman.

A Enric Masip se le entiende todo. Hay que hacer ruido para que los suyos vuelvan a tomar el poder. Hubiera sido más honesto por su parte que todo esto lo hubiera dicho cuando, siendo íntimo de Laporta, Rosell le mantuvo en nómina al frente de la sección de balonmano con resultados más que deficientes teniendo en cuenta la inversión realizada.




Deja tu Comentario